Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios secretos alemanes citan Cataluña como ejemplo de campaña de desinformación

La Oficina para la Protección de la Constitución considera que las redes sociales no asumen su responsabilidad social

Partidarios de la independencia de Cataluña escuchan un discurso de Carles Puigdemont, el 10 de octubre en Barcelona.
Partidarios de la independencia de Cataluña escuchan un discurso de Carles Puigdemont, el 10 de octubre en Barcelona. AFP

Los servicios secretos alemanes alertaron este lunes de las crecientes amenazas globales en materia de ciberseguridad, durante una conferencia celebrada por el periódico económico alemán Handelsblatt en Berlín. El presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), Hans-Georg Maassen habló del ciberespionaje y de las campañas de desinformación. En este último apartado, Maassen mencionó los casos de las elecciones de Estados Unidos, la crisis de los refugiados en Alemania y la crisis catalana, según recoge la agencia Efe.

“El pluralismo democrático pierde su sentido si no se basa en hechos y si la realidad se reduce a opiniones”, dijo Maassen en la conferencia organizada por el Handelsblatt en Berlín. Los servicios secretos alemanes creen que las pistas de estas campañas “llevan a Moscú”, según las mimas fuentes. El informe anual de los servicios de seguridad internos alemanes presentado el pasado julio detallaba el origen de los ataques informáticos y el ciberespionaje que han sufrido en el último año las autoridades y empresas alemanas. Y señalaba a China y a Rusia como los principales países responsables de este tipo de agresiones.

Un equipo de especialistas creado por la Unión Europea en 2015 para detectar y combatir los ataques de Rusia a través de Internet halló un aumento de gran incremento de campañas destinadas a agravar la crisis en Cataluña, según desveló este diario. Perfiles prorrusos en Twitter lograron situar el conflicto catalán entre los asuntos internacionales más relevantes en diversos foros de Internet. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, alertó recientemente del peligro que suponen los ciberataques y las noticias falsas, convertidas en “uno de los mayores problemas” de la Unión Europea.

Durante el encuentro en Berlín, Maassen criticó también a los gigantes tecnológicos, a los que acusó de no asumir sus responsabilidades. “Silicon Valley es muy bueno transformando el panorama industrial, pero no es igual de bueno valorando las consecuencias. Calificó a las grandes empresas globales que mueven los hilos de las redes sociales “quinto poder” y estimó que “no quieren asumir su responsabilidad social”.

Alemania se ha propuesto erradicar los mensajes racistas y de incitación al odio en Internet y para ello ha redactado una ley que ha desatado un intenso debate sobre los límites de la libertad de expresión en las redes sociales. Este verano, el Parlamento alemán aprobó una polémica ley que permite imponer multas millonarias a las empresas que no borren en un plazo de 24 horas comentarios racistas o que inciten al odio. Las multas pueden alcanzar los 50 millones de euros.