Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

La peor pesadilla de Trump hecha realidad: “obligado a ver CNN”

El presidente, recién aterrizado de su gira asiática, recurrió a Twitter para reincidir en su frustración con los medios de comunicación

Trump durante la comparecencia este miércoles.
Trump durante la comparecencia este miércoles. EFE

Tras semanas sin referencias tuiteras a los medios de comunicación, el combativo Donald Trump no se pudo resistir. A las pocas horas de descender del Air Force One tras su celebrada gira asiática, el presidente entró en ebullición. Y los primeros golpes fueron para su detestado canal: CNN.

“Mientras estaba en Filipinas me obligaron a ver CNN, algo que no había hecho desde hace meses, y me volví a dar cuenta de lo malo, y FALSO, que es. ¡Fracasados!”, afirmó el presidente a las 5:45 de la mañana, hora local. Exactamente cinco minutos antes, Trump reveló por enésima ocasión sus simpatías hacia el canal conservador de referencia, FOX, a quien dedicó un cariñoso mensaje: “Fox and Friends mostrará hoy nuestro exitoso viaje a Asia y las amistades y beneficios que perdurarán en el tiempo”.

Tras vacilar a tres jugadores de un equipo de baloncesto universitario, el republicano prosiguió con su tormenta en las redes sociales cargando contra The New York Times, otro de sus mayores enemigos. “El fallido New York Times odia que esté desarrollando una fabulosa relación con líderes mundiales como Xi Jinping, presidente de China... Se deberían dar cuenta de que estas relaciones son una cosa, no una cosa mala. EE UU vuelve a ser respetado. ¡Mirad el comercio!”. En un tercer tuit sobre el diario, Trump continuó su reflexión en alto: “De hecho, es difícil creer como de inocente (o estúpido) es el fallido Times en cuanto a política exterior…¡débil e inefectivo!”.

Trump, recién aterrizado de su viaje por Asia, regresó enérgico a la Casa Blanca, con una serie de tuits que comenzó antes que saliera el sol en Washington, a las 5:30 de la mañana. Por la tarde, el presidente compareció en la Casa Blanca para destacar los supuestos éxitos de EE UU en la gira, cuyo asunto central fue aumentar la presión regional ante la amenaza nuclear de Corea del Norte.

Más información