Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia secuestrada durante cinco años por los talibanes fue liberada tras una persecución en coche

Las tropas e inteligencia paquistaníes interceptaron el vehículo y dispararon a los neumáticos

Caitlan Coleman (izq) junto a su marido, Joshua Boyle, y dos de sus tres hijos en un vídeo difundido por los talibanes el 19 de diciembre de 2016.

La familia americana liberada este miércoles en Pakistán tras cinco años secuestrada por un grupo asociado a los talibanes fue rescatada tras una persecución en coche en el noroeste de Pakistán, según afirmó este viernes el portavoz militar del Ejército del país, Asif Ghafoor. Durante la persecución, los agentes paquistaníes dispararon a las ruedas del vehículo, reventando los neumáticos y logrando así detenerlo.

Con ayuda de inteligencia estadounidense, las autoridades paquistaníes localizaron un vehículo cerca de Kohat, una pequeña ciudad en la región de Kurram, al noroeste del país y limítrofe con Afganistán. Drones de Estados Unidos sobrevolaron la zona mientras los agentes de las unidades especiales paquistaníes trataban de detener el coche, en el que viajaban la estadounidense Caitlin Coleman, de 31 años, su marido canadiense, Joshua Boyle, de 34, y sus tres hijos, que nacieron durante los cinco años de cautiverio.

"Nuestras tropas intentaron detener el vehículo tras recorrer varios kilómetros en la frontera, pero cuando los secuestradores se negaron, disparamos a los neumáticos", afirmó Ghafoor. Los terroristas se fugaron a un campo de refugiados cercano, las tropas no les dispararon por miedo a herir a los rehenes. La familia fue rescatada del vehículo.

Durante los cinco años de detención por el grupo Haqqani, asociado a los talibanes, la pareja y sus hijos pasaron la mayor parte del tiempo en Afganistán. No fue hasta esta semana que las autoridades estadounidenses detectaron que habían sido trasladados a Pakistán, por lo que alertaron inmediatamente a su Ejército.

Las Fuerzas Armadas paquistaníes han afirmado haber recuperado a los rehenes sin daños, aunque el periódico The Star sostiene que el marido, Joshua Boyle, dijo haber sufrido heridas menores de metralla durante el tiroteo. 

La familia fue evacuada de Pakistán este viernes. Se desconoce si viajan a Canadá o Estados Unidos.

Coleman y Boyle desaparecieron en 2012 durante un viaje a la provincia montañosa de Wardak, una región cercana a Kabul, la capital de Afganistán. El viaje era parte de un itinerario mayor que incluía rutas a pie por Rusia y Asia Central. En el momento de la captura, Coleman estaba embarazada de cinco meses. Tuvo ese hijo y otros dos durante su cautiverio. La liberación de la familia ha servido para estrechar las relaciones entre EE UU y Pakistán, agitada en los últimos meses por las acusaciones de Donald Trump al gobierno paquistaní por la falta de cooperación en misiones contra terroristas en su país.

Más información