Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abatido un hombre tras intentar apuñalar a militares en el centro de Bruselas

El atacante murió tras ser hospitalizado. Hay al menos un militar herido leve. El ISIS asume la autoría

Policías y un soldado rodean a un hombre tendido en el suelo en el lugar donde dos soldados han sido atacados en el centro de Bruselas.
Policías y un soldado rodean a un hombre tendido en el suelo en el lugar donde dos soldados han sido atacados en el centro de Bruselas. AFP

Un hombre armado con un cuchillo ha tratado de apuñalar este viernes a las 20.22 horas a una patrulla de soldados en el centro de Bruselas. Dos de los militares han sido heridos leves durante la agresión, y según el alcalde de Bruselas, Philippe Close, uno de ellos ha necesitado puntos de sutura en una mano. Un soldado ha repelido el ataque y con dos disparos ha abatido al hombre, de 30 años, nacionalidad belga y origen somalí, que falleció en el hospital poco después. La Fiscalía belga investiga los hechos como un ataque terrorista. El autodenominado Estado Islámico ha asumido la autoría del ataque en la capital comunitaria.

El Ministerio Público, que se ha hecho cargo de la investigación, ha indicado que el hombre se abalanzó sobre ellos por la espalda. Llevaba un arma de fuego falsa, dos ejemplares del Corán y gritó "Alá es grande". No tenía antecedentes por terrorismo, pero sí por un delito de lesiones cometido hace apenas seis meses. Obtuvo la nacionalidad belga en 2015 y llevaba en el país desde 2004. La policía ha registrado durante la noche su vivienda en el municipio flamenco de Brujas en busca de más información.

Tras el suceso, las fuerzas de seguridad han establecido un cordón policial en la zona, situada a diez minutos a pie de la Grand Place, el epicentro turístico de Bruselas. Los mensajes tranquilizadores no han tardado en llegar. El alcalde de la capital ha insistido en que se trata de un caso aislado, y el Centro de Crisis ha informado de que la situación está bajo control. El primer ministro belga, Charles Michel, ha mostrado su respaldo a los soldados a través de Twitter. "Todo nuestro apoyo a nuestros militares. Nuestros servicios de seguridad siguen vigilantes. Seguimos la situación de cerca".

Se trata del segundo ataque contra soldados que se produce en el centro de la capital belga en poco más de dos meses. El pasado 20 de junio, un hombre equipado con una mochila con explosivos trató de atentar en la Estación Central de la ciudad sin que lograra causar heridos, y falleció por los disparos de una pareja de militares que patrullaban la instalación, uno de los principales nudos ferroviarios. Para encontrar antecedentes de otro ataque con arma blanca a las fuerzas de seguridad hay que retroceder al pasado verano. El 6 de agosto de 2016 dos policías de Charleroi, un municipio 60 kilómetros al sur de Bruselas, resultaron heridas en un ataque muy similar. En aquella ocasión el agresor también falleció al ser abatido por los disparos de otro agente.

Más de 1.200 soldados permanecen desplegados en las calles de Bélgica después de que las autoridades situaran el nivel de alerta en el tercer escalón, uno por debajo del máximo, tras los ataques terroristas que golpearon París y Bruselas. Dicho nivel indica un riesgo "posible" de atentado. El Gobierno belga ha ido prolongando en los últimos meses su presencia en labores de vigilancia para apoyar así el trabajo de la policía. 

Más información