Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La elección de Sheinbaum para liderar Morena en la Ciudad de México genera polémica en partido de AMLO

La encuesta por la que fue elegida coordinadora y posible candidata a gobernadora desata las criticas dentro y fuera de la izquierda

Batres, Brugada, Sheinbaum y Monreal en una reunión en julio pasado.
Batres, Brugada, Sheinbaum y Monreal en una reunión en julio pasado. Cuartoscuro

“Lo importante es la familia y los amigos”. La inocente frase, en boca de un político que se define a si mismo como un peleador callejero, sonó a derrota cuando Ricardo Monreal la pronunció antes de que se conocieran los resultados, el jueves por la noche, de la elección a coordinador de Ciudad de México del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido de Andrés López Obrador. Finalmente una mujer de 55 años, Claudia Sheinbaum, será la coordinadora territorial y probable candidata del partido a la gobernación.

De acuerdo a todas las encuestas, Sheinbaum, de 55 años. sería la próxima gobernadora de la capital en 2018, después de vencer a Ricardo Monreal y Martí Batres, durante un oscuro proceso del que se desconoce casi todo, pero que lleva el sello de López Obrador. Tras perder, Monreal anunció que se tomará un receso dentro del partido por el que dejó todo. En la esquina del púgil, además de los golpes, dolía el amor propio.

Precisamente a López Obrador, sin citarlo, Monreal le dejó una perla antes de perderse en la esquina de los sinsabores: “Lucho contra la nomenclatura”. El término no tiene desperdicio pronunciado en el seno de la izquierda. En el equipo de Monreal el abatimiento era total y reprochan que “la nomenclatura” no valoró el trabajo durante las elecciones del Estado de México para impulsar la candidatura de Delfina Gómez, dijeron a este periódico. En un sistema político donde se premia las urnas llenas, se sienten injustamente tratados, aunque la maestra finalmente perdiera las elecciones.

Sheinbaum venció a Ricardo Monreal y Martí Batres en un oscuro proceso del que se desconoce casi todo

En el centro del debate está el sistema elegido por Morena para escoger candidato. Una caricatura del diario Reforma publicada el miércoles resumía con acierto el proceso al dibujar un dedo con forma de flecha que lleva escrito el nombre de AMLO, moviéndose sobre una ruleta con los nombres de los candidatos. Sheinbaum fue elegida anoche en un proceso consistente en una encuesta sobre la que se desconoce cómo, cuándo, dónde y a quién se hizo.

El primer esfuerzo público de democracia interna de la joven formación de izquierdas no resultó como se esperaba. En un intento por marcar diferencias con el PRI y no repetir el famoso ‘dedazo’ con el que los mandatarios designaban a su sucesor, el presidente del partido en la Ciudad de México, Martí Batres, anunció que un “comité de encuestas”, nombrado por otro comité superior, elaboraría una serie de sondeos internos de donde saldría el candidato. El resultado ha sido desconcertante donde más duele, entre la militancia. Donde la duda sobre honorabilidad del líder ni se cuestiona.

Paralelamente está la elección del que será uno de los cargos más cercanos a AMLO en una hipotética presidencia, carrera que lidera ahora en todas las encuestas. La importancia del nombre elegido hoy radica en el poder que supondría en caso de que Obrador ganara las presidenciales, con un gobernador al frente de la capital, del mismo partido, algo que no sucede desde los años 80.

Sin embargo, la metodología empleada ha dado renovadas armas a sus contrincantes políticos que lo consideran caciquil y autoritario en sus maneras y deja un turbio halo sobre el vencedor. En cualquier caso, la oscuridad de un proceso donde todas las interpretaciones caben; desde la manipulación descarada a la pulcritud de los números, Monreal es tan querido como odiado dentro del partido, se aleja de unas primarias clásicas tal y como son concebidas en los principales partidos políticos del mundo.

Para añadir más polémica a los comicios, el anuncio del resultado definitivo fue aplazado varias veces a lo largo de la tarde noche del jueves aumentando las dudas. La capital mexicana, un bastión tradicional de la izquierda ahora en manos del opositor de izquierdas PRD, es también el segundo padrón electoral más grande del país de cara a las presidenciales. Es además el escaparate para el resto del país que a nivel legal (matrimonios homosexuales, aborto..) abre una senda que el resto del país ha seguido paulatinamente.

Más información