Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia regulariza la situación de más de 150.000 venezolanos ‘sin papeles’

La medida permitirá permanecer en el país al menos tres meses más y poder solicitar una prórroga hasta 2019

Cola de ciudadanos venezolanos que aguardan para entrar en Colombia en la frontera de Cúcuta. ATLAS

El Gobierno colombiano decidió este viernes regularizar la situación de más de 150.000 venezolanos que no contaban con visado. En medio de la grave crisis institucional que golpea al país vecino y en vísperas de la elección, el domingo, de una Asamblea Nacional Constituyente rechazada por los partidos de la oposición, el Ministerio de Exteriores anunció la concesión de un “permiso especial de permanencia” para los ciudadanos que no habían abandonado el territorio nacional pese a tener una autorización vencida.

La resolución, firmada por la canciller colombiana, María Ángela Holguín, entró en vigor este 28 de julio. “De ella se podrán beneficiar aquellos ciudadanos venezolanos que hayan ingresado por un puesto de control autorizado sellando su pasaporte y que en la actualidad tengan vencido el Permiso Temporal de Permanencia (PTP), así como aquellos que se encuentran actualmente en condición de turismo o de otras actividades y tienen necesidad quedarse en Colombia una vez se venzan sus permisos”, señaló el departamento de Migración en un comunicado.

Esta medida permitirá a quienes cumplan con estos requisitos permanecer en ese país al menos tres meses más y poder solicitar una prórroga hasta 2019. Para el responsable de asuntos migratorios, Christian Krüger Sarmiento, se trata de “ayudar a los s venezolanos que han cumplido con la normatividad migratoria, pero que, en la actualidad, debido a diferentes factores, han quedado en una condición de irregularidad o incluso a aquellos cuyos permisos están próximos a vencerse”.

Con esta tarjeta se podrá trabajar, afiliarse a la Seguridad Social, estudiar y “desarrollar cualquier tipo de actividad legal dentro del territorio nacional”, aunque no sustituirá al pasaporte.

“Voto de confianza”

Las autoridades colombianas han calificado esta regularización como “una medida más de flexibilización migratoria, la cual busca promover la regularidad y debe ser entendida por el extranjero como un voto de confianza”. La decisión se da en un momento de elevada tensión entre los Gobiernos de Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro. Los más de 2.000 kilómetros de frontera entre ambos países continúan siendo un territorio caliente por el que transitan a diario de decenas de miles de ciudadanos, sobre todo en Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander.

Por el puente internacional Simón Bolívar circulan cada día alrededor de 50.0000 personas. “Un flujo alto”, señaló esta semana Krüger Sarmiento, “que solo puede ser interpretado si se tienen en cuenta tanto las cifras de entrada como de salida, toda vez que lo que se evidencia en esta zona es el ingreso de personas que vienen a abastecerse de alimentos, a citas médicas, a comprar productos de aseo, a estudiar e incluso a trabajar, y en las noches regresan a su país”.