Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump cancela un programa de la CIA para armar a los rebeldes sirios

La decisión responde a los esfuerzos del presidente de EE UU por mejorar las relaciones con Rusia, según dos funcionarios citados por la agencia Reuters

El presidente estadounidense, Donald Trump, este miércoles en la Casa Blanca. Ver fotogalería
El presidente estadounidense, Donald Trump, este miércoles en la Casa Blanca. EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido suspender un programa de la CIA dedicado a armar y entrenar a las tropas de los rebeldes en Siria, ha informado este miércoles el diario The Washington Post y han confirmado posteriormente dos funcionarios, con la condición de permanecer en el anonimato, a la agencia Reuters. El programa comenzó en 2013 y fue una de las piezas centrales de la política de su predecesor en el cargo, Barack Obama (2009-2017), para tratar de presionar al presidente sirio, Bachar el Asad, cuya salida del poder defendió el anterior Gobierno como única vía posible para la paz. 

Las fuentes citadas por Reuters aseguran que la decisión de Trump responde a los esfuerzos de la nueva Administración por mejorar sus relaciones con Rusia, país que ha insistido en mantener el Gobierno de El Asad. En su momento, Moscú consideró la idea de armar a los rebeldes sirios como un ataque directo a sus intereses en la región. "El fin del programa es también un reconocimiento de la influencia limitada de Washington y de su limitado deseo de echar a El Asad del poder", sostiene The Washington Post. Las fuentes citadas por Reuters señalan, además, que el programa ha cosechado escasos éxitos. 

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders ha declinado hacer comentarios al respecto. La CIA también ha rechazado hacer comentarios. 

Trump tomó la decisión de eliminar el programa de la CIA hace casi un mes tras una reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca con el director de la esa agencia de información, Mike Pompeo, y el general H. R. McMaster, asesor del presidente estadounidense en asuntos de seguridad nacional. Es decir, justo antes de la reunión que mantuvieron Trump y su homólogo ruso, Vladímir Putin, el 7 de julio en Hamburgo (Alemania), en el marco de la cumbre de líderes del G-20.

Después de ese encuentro, Trump y Putin anunciaron un alto al fuego en el suroeste de Siria, en las provincias de Al Sueida, Al Quneitra y Deraa, cercanas a la frontera con Jordania y donde los rebeldes sirios apoyados por la CIA desarrollaban desde hace tiempo sus actividades. La decisión de poner fin al programa secreto de la CIA no era una condición para las negociaciones del alto el fuego, que se desarrollaron durante semanas entre los Gobiernos de Rusia, Jordania y Estados Unidos, han señalado las fuentes citadas por Reuters y por The Washington Post.

La decisión de Trump no afecta a otro programa que lleva a cabo el Pentágono para entrenar a los rebeldes que se enfrentan al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). El presidente estadounidense ha repetido en varias ocasiones que su prioridad en Siria es acabar con el ISIS y que, para ello, podría colaborar con Rusia, potencia involucrada en el conflicto desde 2015.

Más información