Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia detecta el primer foco de fiebre aftosa desde 2009

La enfermedad que afecta al ganado y puede perjudicar a las exportaciones de carne ha sido ubicado en la frontera con Venezuela

Colombia notifica un foco de fiebre aftosa ante la Organización Mundial de Sanidad Animal.
Colombia notifica un foco de fiebre aftosa ante la Organización Mundial de Sanidad Animal.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) ha reportado este sábado el primer foco de fiebre aftosa desde 2009, cuando el país fue declarado libre de esta enfermedad que afecta al ganado. La situación, que podría perjudicar las exportaciones de carne, fue confirmada por el ministro de Agricultura, Aurelio Irragorri. Según información oficial, el caso fue detectado en una finca del departamento de Arauca (fronterizo con Venezuela), en un predio registrado ante el ICA y que cumple con los requisitos sanitarios.

"De 136 animales que posee el predio, siete presentaron lesiones vesiculares que dieron resultado positivo a fiebre aftosa tipo 0 ", han señalado las autoridades, que ya reportaron la situación ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que el 28 de mayo de 2009 declaró a Colombia libre de esta enfermedad.

El ministro Iragorri aseguró en una rueda de prensa que el foco "está ubicado únicamente en Tame", por lo que no descartó que el virus provenga de Venezuela, que no ha sido declarado libre de la enfermedad y desde donde en los últimos meses ha entrado ganado a Colombia. "Si se logra controlar y no dejamos que se extienda, las consecuencias son mucho menores", señaló el ministro. Las autoridades indicaron que la fiebre aftosa, cuyo primer caso en Colombia se reportó en 1950 procedente del país vecino, no afecta la salud de las personas, por lo que el consumo de carne o leche no representa ningún riesgo.

Los vacunos infectados serán sacrificados y enterrados en una fosa común cubiertos de cal para evitar una propagación, advirtió el funcionario, quien además aseguró que este momento Colombia está ampliando sus mercados para exportar carne bovina, por lo que esta situación “dificulta”- dice él- la comercialización del producto.

En 2016, durante los dos ciclos de vacunación contra esta enfermedad y la brucelosis bovina, el número de predios visitados y de animales vacunados llegó a una cobertura del 96.7% y del 97.8%, respecto al censo de predios y animales del país.