Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Edgars Rinkevics | Ministro de Exteriores de Letonia

“Rusia desea crear rupturas en la UE y en la OTAN”

El responsable letón afirma que la presencia de tropas de la Alianza Atlántica en los bálticos tendrá un efecto estabilizador sobre el resto del continente

Edgars Rinkēvičs (derecha) junto al ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, el 1 de marzo en Riga.
Edgars Rinkēvičs (derecha) junto al ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, el 1 de marzo en Riga.

El mundo hoy está atento a que se desate una guerra catastrófica en la península coreana pero siempre latente está la posibilidad de que por error, o por un malentendido o por un exceso de prepotencia imperial, lo mismo ocurra un día en los países bálticos fronterizos con Rusia. Tras una decisión tomada para responder a la invasión rusa de Crimea en 2014, soldados españoles se incorporarán este año a tropas de la OTAN destinadas en uno de estos países, Letonia, como parte de lo que representa la escalada militar más importante en esta volátil región en casi 30 años.

Este martes llega a España en visita oficial el ministro de Relaciones Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics. En una entrevista con EL PAÍS explicó por qué considera necesario que, ante las severas críticas de Moscú, España y otros países miembro de la OTAN corran el riesgo de invertir dinero y exponer sus soldados al peligro de una confrontación con Rusia en defensa de su pequeño país.

Pregunta. ¿Qué gana España con involucrarse militarmente en Letonia?

Respuesta. Primero, refuerza la OTAN, demuestra la unidad y la resolución de la OTAN. Segundo, tenemos la situación de inseguridad más seria en Europa desde el final de la Guerra Fría. Si algo ocurre en esta región se extenderá por toda Europa. No reaccionar no es una opción. La OTAN como la Unión Europea fueron creadas como respuesta a las lecciones históricas de las guerras. Estamos convencidos de que la presencia de la OTAN en los estados bálticos tendrá un efecto estabilizador sobre el resto del continente. Envía un mensaje claro a cualquier potencial agresor: no se metan con la OTAN. Apreciamos enormemente la aportación de España y de otros aliados en nuestra región.

P. Aunque el objetivo de la decisión de la OTAN de enviar tropas a los bálticos este año es explícitamente disuasorio, ¿no existe el peligro de agregar nuevos elementos incendiarios a una región desde ya combustible?

R. Rusia tiene una enorme, abrumadora presencia militar al otro lado de nuestras fronteras. La presencia de la OTAN no representa una amenaza para Rusia. La decisión de la OTAN en Varsovia el año pasado de enviar tropas ahora a los países bálticos fue una reacción adecuada a lo que ha estado ocurriendo al Este de la OTAN [Rusia]. Nuestros desplazamientos son de carácter meramente defensivo. Nuestro objetivo es prevenir conflicto no provocarlo.

P. Además de la enorme presencia militar en sus fronteras, Rusia lleva años montando una ofensiva propagandística contra los Estados bálticos, acusándolos a través de sus medios estatales de tener “Gobiernos fascistas” o de ser “estados fallidos”. ¿Por qué lo hacen?

R. Rusia desea crear rupturas en la UE y en la OTAN [Letonia pertenece a ambas]. Es más fácil para ellos tratar con un país que con un conjunto de países. Rusia ve el sistema democrático liberal como una amenaza a su actual sistema de Gobierno, del mismo modo que lo fue durante la época del comunismo.

P. ¿Hemos vuelto a la Guerra Fría?

R. La Guerra Fría fue un choque entre ideologías. Hoy es diferente aunque, sí, sigue habiendo un conflicto básico entre lo que llamamos democracia liberal y sistemas totalitarios o autoritarios. Hay un choque entre dos principios, dos visiones del mundo.

P. En tiempos de la Guerra Fría el mundo tuvo que convivir con la amenaza del apocalipsis nuclear. ¿Cuál es el peor escenario que usted vislumbra hoy?

R. Estaría muy feliz si pudiese evitar responder a esa pregunta. Tengo algunas ideas en mente pero me las guardaré para mí mismo. Espero fervientemente que prevalezca el sentido común.