Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La líder populista de AfD renuncia a ser cabeza de lista en las elecciones alemanas

Frauke Petry afirma que el partido populista de derechas necesita decidir una estrategia conjunta

Frauke Petry, este martes en una rueda de prensa en Berlín.
Frauke Petry, este martes en una rueda de prensa en Berlín. AP

Las profundas grietas en la extrema derecha amenazan derrumbe. La líder del partido, Frauke Petry ha anunciado este miércoles que no piensa presentarse como cabeza de cartel a las elecciones que se celebrarán a finales de septiembre ni tampoco formará parte de una candidatura conjunta como proponen sus rivales. Alternativa para Alemania (Adf) ha perdido buena parte de su apoyo en los últimos meses, pero aún así, las encuestas sitúan a la formación como el tercer partido de Alemania. Con un apoyo que ronda el 10%, el partido populista, eurófobo y antiinmigración entraría por primera vez en el Bundestag el otoño que viene.

En un vídeo mensaje publicado a través de su cuenta en Facebook, la política populista ha considerado prioritario que “el partido elija una estrategia conjunta”, frente a las divisiones personales e ideológicas con las que Afd acude a su congreso en Colonia el próximo fin de semana. “Para poner fin a las especulaciones, utilizo este video mensaje para dejar claro que no me voy a presentar como candidata en solitario ni para participar en un equipo de líderes”, ha declarado.

Hace semanas que Petry soporta una inmensa presión por parte de un sector del partido que siente que la hasta ahora candidata va por libre y que asegura que la líder ha perdido la confianza de buena parte de la dirección de Afd; de fondo, las rivalidades personales y programáticas que laceran el partido y que la propia Petry ha plasmado en una propuesta que someterá a votación en el congreso del partido.

La líder exige a los miembros de Afd que elijan entre lo que ella llama una “estrategia de Realpolitik”, es decir, prestarse a formar parte de gobiernos de coalición o “la oposición fundamental” que personifica su gran rival, Alexander Gauland.

Más información