Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesinato de Cleveland, y otros crímenes en directo

El homicidio de un anciano elegido al azar en una calle de la ciudad de EE UU no es la primera agresión violenta retransmitida en vivo en las redes

Steve Stephens, en unas fotos de su perfíl ahora borrado. Ampliar foto
Steve Stephens, en unas fotos de su perfíl ahora borrado. REUTERS

Es tan fácil como darle al botón de "transmitir". Este domingo, Steve Stephens, de 37 años decidió hacerlo antes de matar a un hombre de 74 años elegido al azar en las calles de Cleveland (EE UU). No es caso único en los últimos tiempos. A principios de mes, la policía de Chicago detuvo a un chico de 14 años por publicar la violación colectiva de una chica de 15 años. En febrero Marina Lonina, de 19 años, fue condenada por la justicia de Ohio (EE UU) a nueve meses de cárceles por haber retransmitido, a través de la aplicación Periscope, la violación de una amiga por parte de un veinteañero que les había invitado a su casa. Hace seis días, la policía de Perú anunciaba la investigación de la supuesta violación de una mujer inconsciente en una discoteca de Lima a raíz de un vídeo que circulaba en las redes y que luego fue borrado.  

El asesinato de Cleveland 

Steve Stephens decidió al azar quien iba a ser su víctima. En el vídeo que retransmisión en directo en su cuenta de Facebook. Stephens está conduciendo y en ese momento Robert Godwin pasea por la acera de una calle de Cleveland (EE UU) con unas bolsas de plástico. Stephens se acerca, le amenaza para que pronuncie el nombre de su exnovia y segundos después le dispara a quemarropa. Stephens, que se fugó en una Ford fusion blanca, ha sido calificado como un sujeto altamente peligroso. La policía ofrece 50.000 dólares por pistas que ayuden a encontrarle. En vídeos anteriores, publicados en su página personal de Facebook, Stephens aseguraba haber asesinado a otras 14 personas. La compañía dio de baja su cuenta personal a los 23 minutos de recibir la alerta.

La violación de Chicago 

Al menos 40 personas vieron la retransmisión en directo de la violación de una chica de 15 años por parte de un grupo de hombres en Chicago, y nadie alertó a las autoridades. La chica desapareció el 19 de marzo y fue encontrada cerca de su casa dos días después. Fue la madre en enseñar a los policías la grabación. El crimen, por el que a los pocos días fue detenido un chico de 14 años, como primero de un grupo "de varios menores delincuentes", así como los identificó la policía, alertó a las autoridades por ser el segundo caso en pocos meses en que un grupo de agresores filmaban su violencia. Antes el seis de enero de 2017, un grupo de jóvenes grabó una agresión a un joven discapacitado. El vídeo, de 30 minutos, fue retirado. La policía, cuyo superintendente calificó las imágenes de "asquerosas", detuvo a cuatro personas. Según los investigadores la víctima estuvo retenida durante uno o dos días.

Grabar no es complicidad

Marina Lonina y una amiga de 17 años fueron invitadas por Raymond B. Gates, de 29 años, a su casa para tomar unas copas. Tras invitarlas a alcohol, Gates empezó a abusar de la menor de edad, mientras que Lonina sacó el móvil para retransmitir en directo la violación a través de la aplicación de Twitter, Periscope. Ante el juez, la chica se defendió diciendo que empezó a grabar para tener las pruebas de lo ocurrido, pero no llamó en ningún momento a la policía o a urgencia. El pasado febrero ha llegado a un pacto con la fiscalía de Ohio (EE UU) que no la ha considerado cómplice de lo ocurrido. Ha sido sentenciada a nueve meses. 

El grupo cerrado con 60.000 usuarios 

A finales de este enero la policía sueca ha detenido a tres jóvenes acusados de violar a una mujer en Suecia y retransmitir la agresión en directo a través de Facebook. Los hombres, de entre 18 y 24 años, lo retransmitieron en un grupo cerrado de la red social del que formaban parte 60.000 usuarios. La alerta fue lanzada por un chico de 21 años que detalló a un medio local haber visto como los hombres "rompían la ropa de la mujer". Las imágenes fueron luego borradas. Al momento de la detención, las autoridades locales hicieron un llamamiento a los usuarios para que le ayudaran con la investigación. 

La agresión en una discoteca de Lima 

Hace unos días la policía de Lima anunciaba estar buscando a un supuesto violador de una mujer inconsciente en una discoteca de la ciudad. El vídeo de la agresión, que había circulado en las redes, hasta alertar las autoridades, ha sido borrado. El Ministerio de la Mujer peruano ha anunciado a los propietarios de la discoteca, así como al personal de seguridad, por complicidad con el agresor. En su cuenta de Twitter la policía ha hecho un llamamiento a los vecinos para que colaboren con las investigaciones. 

WhatsApp en San Fermín 

En los móviles de los cincos acusados de la violación de una chica de 19 años durante los San Fermines el pasado julio, el juez encontró unos cuantos mensajes en el que los jóvenes comentaban lo ocurrido y un vídeo que los vinculaba a otra violación ocurrida en Córdoba en mayo. Las imágenes se compartían en unos grupos de WhatsApp que se llamaba manada. Ante la petición por parte de la defensa que se anulara el vídeo, el magistrado sostuvo el pasado octubre que existían además "serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima". 

Más información