Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

China y Rusia vetan en la ONU una resolución de tregua sobre Siria

El Consejo de Seguridad afronta el sexto veto ruso y el quinto chino sobre el conflicto

Soldados rusos este lunes en la parte oriental de Alepo (Siria).
Soldados rusos este lunes en la parte oriental de Alepo (Siria). AP

Rusia y China vetaron este lunes una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que reclamaba una tregua de siete días en la ciudad siria de Alepo, cuyo territorio está partido en dos: el este tomado por los rebeldes y el oeste bajo el régimen de Bachar el Asad. Se trata del sexto veto ruso y el quinto chino desde que comenzó el conflicto, hace cinco años y medio. Mientras, los combates se redoblan en la zona insurgente, más de la mitad de la cual está ya bajo el control de el Asad.

El argumento para la negativa de Rusia, que apoya al régimen, fue que ese periodo de alto al fuego daría oxígeno a los rebeldes en este punto de la contienda y que el Consejo de Seguridad se debería posponer para que su país y Estados Unidos pudieran retomar las conversaciones. El diálogo entre ambas potencias en torno a este conflicto, que nunca fue fluido, quedó formalmente suspendido a primeros de octubre. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry llegó a decir que Rusia y Siria deberían ser investigados por crímenes de guerra tras sus ataques a civiles.

“Este tipo de países son utilizadas por los guerreros para reforzar su munición y sus posiciones y eso solo agravará el sufrimiento de los civiles”, dijo el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, según Reuters. “No hemos logrado un acuerdo porque Rusia ha estado más centrada en preservar sus avances militares que en ayudar a los ciudadanos de Alepo”, lamentó la número de dos de Estados Unidos en Naciones Unidas, Michele Sison.

La resolución había sido impulsada por Nueva Zelanda, Egipto y España, que este diciembre asume la presidencia de turno del Consejo de Seguridad, justo su último mes como miembro no permanente del organismo. Venezuela también rechazó el texto, pero no es uno de los cinco miembros permanentes, sino que, como España, forma parte de 15 socios rotatorios, y por tanto no tiene poder de veto. Los cinco que tienen la última palabra en la ONU son Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido. Y las posturas están completamente enfrentadas.

El jueves Rusia ofreció abrir corredores en el frente para auxiliar a la población y evacuar a los heridos graves de la parte rebelde, pero la ONU aún no ha determinado si hay garantías. La guerra civil siria se ha cobrado ya la vida de 300.000 personas y ha expulsado de sus hogares a la mitad de la población. En esta última ofensiva se han desplazado unos 30.000 civiles, según Naciones Unidas.

Más información