Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un segundo caza ruso cae al Mediterráneo en menos de un mes

Rusia anuncia que esta semana negociará con EE UU la retirada de los rebeldes del este de Alepo

Un avión ruso despega del portaaviones Almirante Kuznetsov, frente a la costa siria, en noviembre. Ampliar foto
Un avión ruso despega del portaaviones Almirante Kuznetsov, frente a la costa siria, en noviembre. REUTERS

Un avión de guerra ruso Su-33 se ha estrellado este lunes en el Mediterráneo oriental cuando aterrizaba en el portaaviones Almirante Kuznetsov, desplegado desde hace un mes frente a la costa de Siria, según un comunicado del Ministerio de Defensa citado por Reuters. El piloto se salvó al salir eyectado de la aeronave. Es el segundo accidente que sufren las Fuerzas Aéreas rusas en la zona en 20 días, después de que el 14 de noviembre un caza ruso se precipitara contra el agua por un fallo técnico cuando se disponía a aterrizar en el mismo portaaviones.

El Almirante Kuztnesov entró en combate por primera vez el pasado 16 de noviembre, después de un polémico periplo al frente de una flotilla desde el Báltico hasta el Mediterráneo oriental.

Rusia y EE UU retomarán esta semana en Ginebra —entre el martes por la tarde y el miércoles por la mañana— las negociaciones para la retirada de los rebeldes del este de Alepo, según ha informado este lunes el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. "Los grupos armados que se nieguen a abandonar el este de Alepo serán tratados como terroristas", ha asegurado Lavrov, que ha anunciado que Rusia apoyará, en caso de cerrar un acuerdo con Washington, la ofensiva del régimen sirio contra dichos grupos. Unos 8.000 combatientes quedaron aislados a finales de noviembre ante la ofensiva de las tropas de El Asad, que controlan ya más de la mitad del Alepo rebelde y partieron en dos el frente insurgente.

El todavía secretario de Estado de EE UU, John Kerry, ya ha enviado una propuesta de las rutas a utilizar y el calendario de retirada de las facciones rebeldes, según Lavrov. "Creemos que cuando los americanos propusieron una iniciativa para que los milicianos dejen Alepo oriental se dieron cuenta de los pasos que ellos y sus aliados, que tienen influencia sobre los rebeldes atrincherados allí, tendrán que tomar", ha asegurado. Una resolución de la ONU para un alto el fuego en Alepo sería "contraproducente" en este momento, según Lavrov, porque permitiría a los diezmados rebeldes reagruparse.

Los grupos opositores se niegan a hablar de una evacuación. Es "inaceptable", ha declarado a France Press Yasser al-Youssef, líder de la facción Nureddine al-Zinki. "Son los rusos los que se deben ir". "Los revolucionarios no se marcharán de Alepo y combatirán la ocupación rusa e iraní hasta la última gota de sangre", ha asegurado Abu Abdel Rahman al-Hamawi, del Ejército del Islam, otro grupo más pequeño activo en la ciudad dividida.

La oposición siria pide a la ONU una sesión especial sobre el conflicto

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal agrupación política opositora, ha instado este lunes a la Asamblea General de la ONU a celebrar una sesión especial sobre el conflicto, ante el "fracaso repetido" del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la tragedia que se desarrolla en Siria. Desde el comienzo del conflicto sirio en marzo de 2011, Rusia ha bloqueado con su poder de veto varias resoluciones de Consejo de Seguridad relativas a la contienda.

"Ha quedado meridianamente claro que no podemos esperar una postura positiva de Rusia, ni que el régimen asesino de (Bachar) Al Asad detenga por su propia voluntad sus crímenes. Poner fin a estos crímenes atroces está, por tanto, completamente supeditado a las posturas del resto de la comunidad internacional", indica el comunicado. La nota recuerda que la fuerza aérea siria y la rusa bombardearon este domingo varias zonas de la provincia norteña de Idlib, causando al menos 56 bajas de civiles.

Más de 220 ONG habían solicitado ya la semana pasada una sesión especial para detener la guerra ante el bloqueo del Consejo de Seguridad. Reclaman que se ejecute la resolución Unión pro Paz, un texto aprobado en 1950 que permite que la Asamblea se ocupe de asuntos de paz y seguridad cuando el Consejo de Seguridad no es capaz de actuar por falta de consenso.