Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El motivo por el que el sector del carbón está a favor de Trump

En Wyoming se felicitaría al nuevo presidente de EE UU, pero no todos estarían felices

La oficina de correos de Cowley (Wyoming).
La oficina de correos de Cowley (Wyoming).

Quienes hayan recorrido Wyoming, saben cuál es la sensación: Detrás de todas las colinas se dibuja la misma imagen de estepas, cercas y más colinas. Se ve lo mismo durante horas. Wyoming es el Estado menos poblado de Estados Unidos. La región es conocida por la reserva natural de Yellowstone, pero la mayor parte de la población vive del carbón, del petróleo y del gas natural.

Una parte de ellos ha sufrido mucho desde que Barack Obama fue nombrado presidente."Durante su presidencia se ha reducido la cantidad de carbón un 50%", explica el profesor y bibliotecario John Bernhisel del instituto Rock Mountain High School en Cowley. Los demócratas han puesto en marcha más normativas para proteger el medio ambiente, por eso muchas antiguas refinerías han tenido que cerrar. "Debido a ello muchos han perdido su empleo y de ninguna manera querrían otro mandato demócrata".

Los habitantes de Wyoming han mostrado su enfado en las urnas. La pasada noche Donald Trump fue elegido con cerca de un 70%. Hillary Clinton obtuvo poco más del 20% de los votos. El Estado tiene 3 electores y por eso es el Estado más sobre representado en el ámbito nacional. Y profundamente republicano. Desde 1952 solo se ha elegido a un presidente demócrata.

El profesor Bernhisel se considera liberal. "No podía votar a ninguno de los dos porque no representan mis principios morales". Votó al candidato independiente Evan McMullin. Creció en California y por eso está unido a la naturaleza. Sobre todo desea una cosa: Que Wyoming deje el carbón. "Me gustaría ver que el estado lograra la independencia y encontrara otras fuentes de ingresos". Pero acepta la decisión de los estadounidenses y cree que la elección puede ser buena para la economía de Wyoming.

Todavía conmocionado

El periodista David Peck aún está conmocionado. Escribe para el periódico semanal Lovell Chronicle. Aún no se puede creer que Donald Trump haya ganado de verdad. "Aún a las 6 de la tarde todos pensábamos que Clinton iba a ganar". Lovell es un pueblo de Wyoming, que está al lado de Cowdy, y ambos son parte del mismo condado. En conjunto cuentan con algo más de 3.000 habitantes.

Aún no se han hecho públicas cifras exactas, pero cree que fundamentalmente han apoyado a Trump nuevos votantes y votantes que hacía mucho que no iban a las urnas. Sobre todo espera que se quede tranquilo. "Tengo que aceptar al presidente pero no estoy contento con ello".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >