“Si tuviera que crear un guion de esta elección haría una película del Oeste o una de terror”

Eli Attie, de 48 años, fue asesor del presidente Clinton, jefe de gabinete del vicepresidente Al Gore y autor de sus discursos durante su campaña a la presidencia en 2000

Elie Attie en sus estudios de Paramount, en California.
Elie Attie en sus estudios de Paramount, en California.Julie Connan
Más información
Todos los reportajes de LENA en EE UU

Después de asesorar a Bill Clinton, Attie se marchó a Hollywood para convertirse en guionista y productor de la serie The West Wing (El Ala Oeste de la Casa Blanca), y ahora me recibe en su despacho, en los estudios de la Paramount.

Cómo autor de series, ¿habría podido imaginarse un contexto similar para estas elecciones?

No, ¿quién habría podido imaginar que un candidato de un gran partido diga que meterá en la cárcel a su oponente si sale elegido? Cuando escribimos guiones de series tenemos siempre muy claro lo que es real y lo que parece real. Incluso se pueden contar historias reales: para El Ala Oeste de la Casa Blanca a veces he utilizado situaciones que me ocurrieron durante la campaña de Al Gore. Y me decían: "¡Guau, si cuentas eso en la tele se van a creer que lo has inventado!". Es lo que ocurre ahora, nuestra realidad es mucho más extraña y más peligrosa que la ficción.

¿Cuál sería la síntesis de estas elecciones?

Para mi sería: "Un enfermo mental consigue ser nominado por un gran partido para las presidenciales". Es un narcisista y puede que hasta un sociópata. Las personas deberían unirse para pararlo. Es una película del Oeste, con un malo que llega a una aldea con fusiles enormes para agredir a las mujeres e instaurar una autoridad sin ley, legitimando el racismo. 

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

¿Qué revela el fenómeno Trump de la sociedad americana?

Hay una crítica, muy legítima, que debemos hacer de la economía global y de sus consecuencias. En algunos rincones de los Estados Unidos los americanos sienten que no se han beneficiado de la recuperación económica y están decepcionados con sus vidas. Pero están intentando recriminar a las minorías por ello. El trabajo de nuestros dirigentes es, simplemente, explicarles la situación económica o el terrorismo, algo que no hacen demasiado bien.

¿A qué actores escogería para encarnar a Clinton y a Trump?

No creo que haya nadie mejor que Alec Baldwin o Will Ferrell para hacer de Trump. Para Hillary escogería a Meryl Streep o a Julianne Moore, alguien que pueda encarnar a una mujer fuerte intentando romper las barreras de la desigualdad. Le cuesta entregarse y, a veces, lucha contra ella misma en público. Hace falta una actriz digna de Shakespeare para encarnarla.

Ya ha trabajado con Bill Clinton. ¿Qué tipo de Primer Caballero podría ser?

Teniendo en cuenta su carisma y su experiencia, si yo fuera Hillary lo nombraría emisario internacional, un ayudante de nivel junto al Secretario de Estado.

¿Qué espera de estas elecciones?

Creo que Hillary ganará, pero una gran parte del país está enfadada y dispuesta a saltar a la más mínima oportunidad alegando que las elecciones son ilegítimas. Las personas no están bien informadas, utilizan a Trump como receptor emocional, necesitan que les hable. La mayor incógnita será saber cómo reparamos el camino social de los Estados Unidos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS