Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de miles de personas protestan contra el TTIP en Alemania

Los manifestantes claman contra el vicecanciller Sigmar Gabriel por su apoyo al acuerdo comercial

Manifestantes contra el TTIP e, durante la marcha en Berlín. Reuters-Quality

Siete grandes ciudades alemanes se convirtieron este sábado en el escenario de una multitudinaria protesta ciudadana, que salió a las calles para tratar de impedir que el Gobierno suscriba y apruebe dos polémicos acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (TPPI y CETA, en sus siglas en inglés respectivamente) y que está negociando la Unión Europea con ambos países. Las manifestaciones, que fueron convocadas bajo el lema “Por un comercio mundial justo”, tuvieron lugar en las ciudades de Berlín, Hamburgo, Múnich, Colonia, Fráncfort, Leipzig y Stuttgart.

La jornada de protesta sabatina había hecho temer a la policía que la capital alemana volvería a quedar colapsada, como ocurrió en el mes de octubre del año pasado cuando más de 250.000 personas invadieron el centro histórico de la ciudad para expresar su rechazo a unos tratados que consideran antidemocráticos y una amenaza para la calidad de la alimentación y el medio ambiente.

Pero la protesta en Berlín, convocada al igual que en las otras ciudades, por una interesada alianza de sindicatos, organizaciones de protección del medio ambiente y partidos políticos como los Verdes e lzquierda, fue menor de lo esperado a causa de una intensa lluvia que azotó a la ciudad. En total, unas 320.000 personas, según los organizadores, salieron a las calles para expresar su desconfianza por los acuerdos, una expresión de descontento que fue calificado como “una clara señal” dirigida a los políticos por la Organización “Stop TTIP”.

“Los acuerdos representan un claro peligro para la democracia y lo estándares sociales y de medio ambiente en el país”, señaló un portavoz de la organización en Berlín. “Por eso hay que impedir su ratificación”. Según varios sondeos que han sido publicados por la prensa germana, uno de cada tres alemanes rechaza el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y solo un pobre 19% de la población está a favor, una realidad que hizo posible que más de 60.000 personas se reunieran en el mes de abril pasado en Hannover para protestar por el polémico TTIP, en vísperas de la llegada a la ciudad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La protesta de este sábado, además de denunciar los supuestos peligros de ambos tratados, también estuvo dirigida contra el actual ministro de Economía, el socialdemócrata, Sigmar Gabriel, quien también detenta el cargo de vicecanciller del Gobierno federal alemán y presidente del SPD. Los manifestantes portaron carteles donde se podía leer, “Gabriel villano, has engañado al pueblo”, en una directa alusión al apoyo que brindó el ministro al acuerdo con Canadá.

Gabriel, en su calidad de ministro de Economía, defiende ambos acuerdos, pero tiene un problema grave en el seno de su partido. El próximo lunes unos 200 delegados a una reunión extraordinaria del SPD en Wolfsburg deben aprobar o rechazar el apoyo del partido al acuerdo con Canadá. Si los delegados lo rechazan, Gabriel se verá obligado a renunciar a su cargo de ministro y posiblemente también a dejar la presidencia del SPD.

Un voto del SPD en contra del acuerdo con Canadá haría imposible su ratificación en el seno del parlamento federal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >