Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerzas estadounidenses y turcas luchan juntas en Siria

La operación refuerza la cooperación contra el ISIS pese a las discrepancias sobre las milicias kurdas

Decenas de soldados de élite estadounidenses combaten junto a fuerzas turcas y rebeldes sirios en el noroeste de Siria cerca de la frontera con Turquía, según anunciaron este viernes Washington y Ankara. La operación conjunta refuerza la cooperación entre los aliados de la OTAN contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), pese a las discrepancias sobre el papel de las milicias kurdas en la guerra.

Fuerzas especiales de EE UU en Siria, el pasado mayo
Fuerzas especiales de EE UU en Siria, el pasado mayo AFP

El Pentágono considera una victoria el despliegue conjunto con Turquía en una zona a unos 70 kilómetros al norte de Alepo, epicentro de la tregua alcanzada la semana pasada entre EE UU y Rusia.

En los últimos años, Washington ha instado a Ankara a hacer más para proteger su porosa frontera con Siria, principal vía de entrada de combatientes yihadistas y mercancías. La presión diplomática y los crecientes atentados han llevado a Turquía a actuar. En agosto, impulsó una ambiciosa operación militar en el norte de Siria para expulsar al ISIS de la frontera, pero también a fuerzas kurdas.

EE UU busca un difícil equilibrio entre sus dos aliados: Turquía y las milicias kurdas que han sido claves en la lucha contra el ISIS en el noreste de Siria en los dos años de campaña militar estadounidense. Para rebajar la tensión, el Pentágono intenta delimitar las áreas de actuación de ambos.

La primera potencia cuenta con unas 300 fuerzas especiales en Siria, donde actúa sin el permiso del régimen de Bachar el Asad, cuya salida sigue pidiendo para poner fin a más de cinco años de sangrienta guerra civil.

El Pentágono anunció que la participación de sus soldados responde a una petición de Turquía y que también intervienen fuerzas opositoras sirias que han sido autorizadas por EE UU al considerar que no tienen lazos yihadistas. El objetivo es "despejar el territorio del ISIS en y los alrededores de la frontera siria cerca de Jarabulus y Al Rai", según dijo el portavoz del Pentágono Jeff Davis.

Pero, en un reflejo de los peligros de la guerra, cinco o seis soldados estadounidenses tuvieron que abandonar este viernes Al Rai, cercano a la frontera con Turquía, después de las quejas de rebeldes sirios por su presencia allí, según informa la agencia Reuters.

Más información