Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fallecidos en el seísmo suman ya 281 y los heridos, 388

Durante la noche del jueves se han sucedido hasta 60 réplicas, la más fuerte de magnitud 4,9

Los equipos de rescate trabajan en una casa derruida durante la noche de este jueves.

Una segunda noche después del terremoto que afectó el miércoles a varias provincias del centro de Italia, la cifra de muertos sigue aumentando. Ya son 281 las víctimas, tras un nuevo recuento anunciado este viernes por la jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione. Se teme que haya aún más fallecidos entre los escombros de algunas de las localidades más afectadas, que han pasado una noche difícil debido a que se han registrado 60 nuevos temblores, el más fuerte de magnitud 4,9. Las réplicas han causado nuevos derrumbes en Amatrice, una de las localidades más afectadas por el seísmo, informa Pablo Ordaz. El número de heridos ingresados en los hospitales es de 388, según la misma fuente. El primer ministro, Mateo Renzi, ha anunciado por el momento una ayuda de 50 millones de euros y ha declarado el estado de emergencia.

Postiglione ha explicado que 49 de los fallecidos son del municipio de Arquata del Tronto, en la provincia de Ascoli, 207 en Amatrice y 11 en Accumoli, estos dos últimos en la provincia de Rieti, en la región del Lazio. Los funerales por las víctimas comenzaran este viernes en Roma, de donde buena parte procedían. El primero será el de Marco Santarelli, de 28 años, el hijo de un alto funcionario del Estado que murió en la casa familiar de Amatrice. "No puedo encontrar palabras para el dolor de un padre que sobrevive a su hijo. Quizá no haya palabras", ha contado el padre de la víctima, Filippo Santarelli, al diario Corriere della Sera.

Este sábado, declarado día de luto oficial en Italia, el presidente Mattarella y el primer ministro Renzi asistirán en la capital de una de las provincias afectadas, Ascoli Piceno, al funeral de Estado de 40 víctimas de las 49 registradas en los pueblos pertenecientes al municipio de Arquata del Tronto. Aún no se ha confirmado un responso oficial por todas los fallecidos.

Desde que se produjo el terremoto 238 afectados han sido rescatados con vida. La segunda noche ha animado a más afectados a aceptar pasar la noche en los campos habilitados por las autoridades en varios puntos de la zona: 2.100 personas, respecto a las 1.200 de la pasada noche, en la que muchos decidieron pasar la noche, por miedo a nuevas réplicas, en sus coches o a la intemperie en vez de en las tiendas y en los gimnasios habilitados. El total de camas para las personas que se hayan quedado sin hogar tras el terremoto asciende a 3.500, según ha informado Protección Civil.

Entre la medianoche y el alba se han sucedido hasta 60 nuevos seísmos que han causado nuevos derrumbes. El más fuerte, a las 6.28 horas, ha sido de magnitud 4,9 en la escala Richter y se ha sentido durante más de un minuto, forzando el cierre de un puente en Amatrice, una vía fundamental para la llegada de ayuda. Las sacudidas no han causado ningún daño a los equipos de rescate —unos 4.000 efectivos entre profesionales y voluntarios— que han continuado toda la noche buscando a personas bajo los escombros tanto en Amatrice como en Pescara del Tronto, las localidades donde aún se cree que hay desaparecidos. Desde la sacudida inicial se han producido hasta este viernes 928 réplicas, según Protección Civil.

Durante la noche se han encontrado dos cadáveres en el Hotel Roma de Amatrice, donde se sabía que podía haber atrapados —según el testimonio del dueño del hotel—, así como el cuerpo de la tercera monja fallecida en el convento de esta localidad turística de la provincia de Rieti.

Una "reconstrucción verdadera"

El ministro de Infraestructuras italiano, Graziano Delrio, ha descartado en una entrevista al diario Corriere della Sera la construcción de "ciudades nuevas", como se hizo en 2009 tras el terremoto de L'Aquila, donde cientos de sus antiguos vecinos siguen condenados a vivir en barracones ubicados en el extrarradio, informa Pablo Ordaz. Delrio se ha mostrado convencido de que "los alcaldes preferirán reconstruir sus pueblos allí donde estaban, no abandonar los viejos para hacer uno nuevo en otra parte". Una reivindicación que ya hizo este jueves el alcalde de Arquata, Aleandro Petrucci, que defendió la localidad como un símbolo del renacimiento.

El ministro de Cultura, Dario Franceschini, ha informado de que el seísmo ha destruido o dañado 293 enclaves de importancia cultural, muchos de ellos iglesias, según recoge la agencia Reuters.

"He sido alcalde, igual que Matteo Renzi. Y nuestras ciudades son nuestra historia, tanto más en estos pequeños pueblos que representan el corazón de Italia", ha finalizado el ministro Delrio, que ha reclamado que se escuche lo que tengan que decir los habitantes afectados. El primer ministro Renzi ya aclaró el miércoles que desea una "reconstrucción verdadera" para que los habitantes "puedan seguir manteniendo su comunidad y conserven el pasado".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información