Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía británica cita a declarar a una exministra israelí por crímenes de guerra en Gaza

Tzipi Livni formaba parte del Gobierno que desarrolló la 'Operación Plomo Fundido' hace siete años

Tzipi Livni, en 2012. anuncia su dimisión como diputada.
Tzipi Livni, en 2012. anuncia su dimisión como diputada. efe

La policía británica ha llamado a declarar a la exministra de Exteriores israelí Tzipi Livni por una denuncia presentada en Reino Unido contra supuesto crímenes de guerra cometidos por Gobierno del que formaba parte entre diciembre de 2008 y enero de 2009, en la llamada Operación Plomo Fundido contra la franja de Gaza.

El diario israelí Haaretz aseguró que la actual diputada de la coalición de centro-izquierda Unión Sionista recibió una llamada telefónica el pasado jueves en Israel por parte de un detective de la unidad de crímenes de guerra de Scotland Yard, quien le pidió información sobre el viaje que la exministra tenía previsto emprender a Londres para participar en un debate organizado por el citado periódico israelí. Cuando Livni le confirmó que iba a viajar a Londres el agente le envió por correo electrónico la citación para declarar.

Las intervenciones posteriores de la Embajada de Israel en Londres y del Gobierno israelí ante su homólogo británico llevaron a la cancelación de la citación, y que la dirigente política israelí haya podido trasladarse a la capital británica con garantías para contar con inmunidad diplomática.

No es la primera vez que antiguos altos cargos israelíes son cuestionados en Londres por su papel en los conflictos armados de Gaza tras las denuncias presentadas por grupos propalestinos. Este fue el caso del exministro de Defensa Shaul Mofaz, que formaba parte del mismo Ejecutivo que ordenó la Operación Plomo Fundido durante el mandato del primer ministro Ehud Olmert. En esa intervención militar israelí en Gaza (seguida por otras dos, en noviembre de 2012 y julio y agosto de 2014), murieron unos 1.300 palestinos y 11 israelíes.

Además de jefa de la diplomacia, Tzipi Livni era en diciembre de 2008 vice primera ministra y miembro del Gabinete de Seguridad, el órgano restringido del Gobierno que toma las decisiones relacionadas con una guerra.

"Israel ve con grave preocupación la solicitud de la Policía Metropolitana de Londres de entrevistar a la diputada Livni durante su visita al Reino Unido", rezaba ayer un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores en Jerusalén.

El Gobierno israelí considera que la comunicación directa del detective británico con la exministra quiebra las normas diplomáticas, al no haberse dirigido a ella a través de la Embajada de Israel en Reino Unido, como es preceptivo. Aunque la citación no era de obligado cumplimiento y solo tenía carácter voluntario, Livni comunicó la convocatoria a varios departamentos del Ejecutivo del primer ministro Benjamín Netanyahu y confirmó que seguía adelante con su plan para viajar a Londres. Tras varios contactos entre las autoridades israelíes y británicas se acordó que Livni se entrevistaría durante su estancia en Londres con un alto cargo del Foreign Office, en “misión especial”, situación que le ha concedido automáticamente inmunidad diplomática.

Más información