Los gais no han podido donar sangre tras la matanza de Orlando

El veto de la FDA a los hombres homosexuales ha levantado las críticas en Estados Unidos

El jefe de la policía de Orlando, John Mina, en una rueda de prensa.Jacob Langston (AP)undefined

Pese a las informaciones iniciales que apuntaban que las autoridades de Estados Unidos habían permitido temporalmente a los gais donar sangre en Florida, la prohibición se mantiene pese a la crisis médica que ha supuesto la masacre del bar Pulse, donde un tirador solitario asesinó ayer a 50 personas e hirió a medio centenar más. La normativa sanitaria sostiene que los hombres que hayan tenido sexo con otro en el último año no pueden donar sangre.

Más información
Directo | El atacante compró de manera legal dos armas, según el FBI
Barack Obama: “Es un acto de terror y un acto de odio”
Lo que se sabe de la matanza en Orlando
50 muertos en la peor matanza en EE UU desde el 11-S
Omar Mateen: estadounidense, 29 años y vigilado por el FBI

El veto levantó una polvareda de críticas en las redes sociales. Unas horas antes, un banco de sangre de Orlando, Oneblood, había pedido a los vecinos que acudieran a donar para socorrer a los heridos. Los ciudadanos respondieron acudiendo en masa. Los usuarios subieron fotos a las redes sociales en las que se veía a decenas de personas haciendo cola para extraerse sangre.

Los usuarios subieron fotos a las redes sociales en las que se veía a decenas de personas haciendo cola para extraerse sangre. En ese momento, la comunidad gay no podía hacerlo y mucha gente se mostró en contra del impedimento. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en sus siglas en inglés), en diciembre pasado, había levantado la ley la prohibición de por vida para los homosexuales. En vez de eso, redujo esa veto a cualquier hombre que hubiera tenido relaciones con otro hombre en los últimos 12 meses, según The New York Times

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS