La justicia italiana confirma la condena de 16 años de cárcel al capitán del ‘Costa Concordia’

Schettino abandonó el crucero en pleno naufragio, antes de prestar auxilio a los 4.200 pasajeros, 32 de los cuales murieron

El capitán del 'Costa Concordia' llega al tribunal de Grosseto.
El capitán del 'Costa Concordia' llega al tribunal de Grosseto.M. ROSSI (REUTERS)

Hace un año y tres meses, un tribunal italiano condenó en primera instancia a 16 años de cárcel al excapitán Francesco Schettino, quien la noche del 13 de enero de 2012 no solo provocó el naufragio del crucero Costa Concordia frente a la isla toscana del Giglio, sino que abandonó el barco antes de prestar auxilio a los 4.200 pasajeros, 32 de los cuales murieron. Ahora, el tribunal de apelación de Florencia ha confirmado la pena para Schettino, de 52 años, quien aún no ha entrado en prisión y se enteró del fallo en su casa de Meta de Sorrento, cerca de Nápoles.

La sentencia confirma en su integridad la impuesta el 11 de febrero de 2015 por el tribunal de Grosseto. Considera probado que, la noche del accidente, Francesco Schettino provocó el accidente al acercar demasiado la nave -- una mole de 17 pisos y 114.000 toneladas de peso—a la isla del Giglio para agasajar a un tripulante que estaba próximo a jubilarse y, de paso, impresionar a una joven moldava a la que había invitado a la travesía y con la que acababa de cenar. El tribunal también considera probado que Schettino huyó del barco en una lancha de salvamento para no perecer en el naufragio que acababa de provocar. En un intento desesperado por lavar su honor –una tarea imposible después de que trascendiera aquella conversación en la que Gregorio de Falco, el jefe de la capitanía de Livorno, le conminaba a volver al buque-- Schettino dijo que se había resbalado con la inclinación del barco y había caído en el bote salvavidas.

Aunque el fiscal jefe sustituto de Florencia, Giancarlo Ferruci, había pedido solicitado para Schettino una condena de 27 años por los delitos de naufragio, homicidio imprudente y lesiones múltiples, abandono de la nave y falsedad en la información facilitada a la capitanía del puerto, el tribunal ha decidido –tras ocho horas de deliberación—confirmar la condena de 16 años. El tribunal también ha impuesto al excapitán la prohibición de ejercer cualquier profesión relacionada con el mar durante los próximos cinco años.

Los jueces deberán decidir ahora si Schettino podrá seguir en libertad en tanto agota su última posibilidad de recurso. Hasta ahora se había librado de la cárcel al considerar el tribunal de primera instancia que no existía riesgo de fuga. Además de las 32 personas fallecidas, el naufragio provocó heridas de diversa consideración a 64 personas y la pérdida de la nave.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS