Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 33 leones ‘salvados’ en Colombia y Perú ya son casi libres en Sudáfrica

Los animales, 22 machos y 11 hembras, ya están en periodo de adaptación en Emoya

Dos de los leones liberados, en el cercado donde pasarán la cuarentena. / Reuters-Quality

Los 33 leones rescatados de circos de Colombia y Perú ya están de vuelta en casa, en África. El avión de carga que transportaba las jaulas con los animales desde Lima aterrizó anoche en Johannesburgo, en Sudáfrica, donde los animales han sido soltados en una zona acotada pero amplia, donde muchos de ellos han tenido su primer contacto con la naturaleza en toda su vida, según ha informado la ONG organizadora de la operación de rescate y traslado, Animal Defenders International (ADI).

Los leones (22 machos y 11 hembras), incapacitados para cazar, serán cuidados con agua y alimento para el resto de sus días, pero sobre todo podrán gozar de espacios abiertos tras haber pasado prácticamente todas sus vidas en jaulas diminutas. El recinto en el que acabarán viviendo será ampliado a medida que los animales se familiaricen con su nuevo espacio y su nueva viva.

Uno de los leones, tras ser descargado del camión
Uno de los leones, tras ser descargado del camión AFP

Los animales han llegado "algo estresados pero bastante bien. Ahora están esperando para tener una buena comida", ha declarado Jan Creamer, presidente de ADI. Los leones tendrán un breve periodo de adaptación en la zona acotada, antes de poder disfrutar de manera amplia en el santuario de grandes felinos de Emoya, en Sudáfrica, una reserva privada de unas 5.000 hectáreas.

Los animales proceden de circos de Perú (24) y Colombia (9), entregados voluntariamente por los dueños de los espectáculos, después de que, según ADI, ambos países hayan prohibido el uso de animales salvajes en sus circos.

Los leones, no obstante, no sobrevivirían en completa libertad en África, ya que muchos de ellos tienen los dientes rotos, o se los han quitado todos, uno está ciego y a otro le falta un ojo, e incluso varios carecen de garras. La zona en la que ahora vivirán les permitirá vivir en espacios abiertos, con grandes "piscinas de agua potable, plataformas y juguetes".

Uno de los leones que jamás había pisado la naturaleza, tras ser liberado.
Uno de los leones que jamás había pisado la naturaleza, tras ser liberado. AP