Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taiwán avanza hacia el matrimonio homosexual

Las principales ciudades del país permiten a las parejas del mismo sexo el registro civil de su unión

La presidenta electa de Taiwán, Tsai Ing-wen, este martes en Taipei.
La presidenta electa de Taiwán, Tsai Ing-wen, este martes en Taipei. EFE

Taiwán ha dado un paso fundamental hacia el matrimonio igualitario. Desde esta semana, Kaohsiung, Nuevo Taipei, Taichung, Tainan, Taipei y Taoyuan, las seis municipalidades especiales de Taiwán (ciudades con gran autonomía y un Parlamento propio) permiten registrar la unión entre personas del mismo sexo. Taoyuan ha sido la última en unirse al grupo. El pasado lunes el alcalde de esta ciudad, Cheng Wen-tsang, expresaba en su página de Facebook que “por respeto y entendimiento cualquier amor verdadero debe ser bendecido”. De esta manera, Cheng daba su visto bueno a la nueva normativa.

A pesar del permiso en el registro, el matrimonio entre personas del mismo sexo en Taiwán sigue siendo ilegal. Pero los avances en esta materia durante los últimos años apuntan hacia un posible cambio de la ley tras el traspaso de poder entre el Kuomintang (Partido Nacionalista Chino, opuesto a la independencia) y el Partido Democrático Progresista (PDP), los dos partidos principales en la isla. La presidenta electa Tsai Ing-wen (PDP), que tomará posesión del cargo el próximo 20 de mayo, ha reiterado en numerosas ocasiones que “apoya el matrimonio igualitario”.

Taipei y Kaohsiung fueron las primeras ciudades en Taiwán que permitieron el registro de parejas homosexuales. Con la adopción de la nueva normativa por parte de Taoyuan, las grandes urbes de la isla se unen en lo que parece ser un clamor entre su población, la legalización del matrimonio gay. Un 71% de los taiwaneses aprueba la legalización inmediata de la unión civil entre parejas del mismo sexo, según una encuesta del año pasado llevada a cabo por el Ministerio de Justicia taiwanés.

Más allá de las municipalidades especiales de Taiwán, otras ciudades como Chiayi también han aprobado normativas similares al registro de parejas compuestas por personas del mismo sexo. “A pesar de no ser jurídicamente vinculante, las parejas gay pueden presentar el registro como prueba de relación cuando tengan que lidiar con complejas disputas legales”, indicaba Miao Bo-ya, portavoz del PDP.

Lara Momesso, investigadora en la Universidad de Portsmouth y miembro de la Asociación Europea de Estudios Taiwaneses (EATS en sus siglas en inglés) señala que “Taiwán puede considerarse uno de los países más liberales en Asia oriental respecto a los derechos del colectivo gay. Este positivo registro es el resultado de años de negociación entre la comunidad LGTB y el Gobierno taiwanés, que datan desde finales de los 90 y aún hoy están en proceso”.

Los colectivos LGTB en la isla han dado la bienvenida a la nueva normativa, pero la consideran insuficiente. La asociación Tongzhi hotline ha señalado que “a pesar del registro, todavía hay muchos asuntos con los que las parejas del mismo sexo no pueden tratar, como impuestos, donaciones, etcétera”.

Organizaciones religiosas, como la alianza de grupos religiosos por el amor de las familias en Taiwán, se han opuesto firmemente a medidas como el registro civil de parejas del mismo sexo y su legalización. Momesso señala al respecto que “en los últimos años varias asociaciones católicas y cristianas, contrarias al matrimonio del mismo sexo, han involucrado a otros grupos que originalmente estaban a favor del colectivo gay, como taoístas y budistas”. Ruan Meiying, de la asociación Tongzhi hotline, añade que “los poderes conservadores del cristianismo utilizan lo que ellos llaman los valores de la familia para oprimir a los homosexuales.”

Una posibilidad "cada vez más real"

Tras varios intentos de legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Taiwán, parece que la aprobación de tal medida cada vez está más cerca. La llegada de Tsai al poder y nuevas normas como el registro civil de parejas gay así lo indican. “Con los recientes cambios en la esfera política, la posibilidad de que una ley por el matrimonio igualitario sea aprobada parece cada vez más real”, indica Momesso, y añade que “esto también resulta atractivo desde el punto de vista de creación de identidad, ya que sería una forma para diferenciar aún más Taiwán de la República Popular China.”

Taiwán se ha convertido en la punta de lanza del colectivo LGTB en Asia. Mientras que otros países de la zona, como China o Japón, siguen manteniendo políticas de aislamiento hacia estos grupos, la isla adopta cada vez con más frecuencia nuevas políticas para la igualdad.

Recientemente un anuncio de McDonald’s se ha convertido en el objetivo de los dardos de varios grupos religiosos en la isla. En el vídeo de la cadena estadounidense de comida rápida se ve a un joven con su padre tomando un café. En su vaso de café el hijo escribe, a modo de confesión, “me gustan los chicos”. Posteriormente el padre parece estar decepcionado, pero tras unos segundos escribe en el mismo vaso: “Acepto que te gusten los chicos”.

Más información