Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia y Alemania presionan para crear un cuerpo de fronteras europeo

La Comisión propondrá esta medida a los socios el próximo 15 de diciembre

Varios policías vigilan a un grupo de refugiados en Grecia. Ampliar foto
Varios policías vigilan a un grupo de refugiados en Grecia. EFE

Francia y Alemania continúan con un papel destacado en la crisis de los refugiados. El pasado jueves, en la víspera a la reunión de ministros de Interior de los Veintiocho, ambas potencias enviaron una carta conjunta al comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulus, y al vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, para solicitar un cuerpo de guardias fronterizo a nivel europeo. Tanto París como Berlín dijeron estar "firmemente convencidos" de que hay que reducir el flujo de refugiados que llegan a la UE, según la misiva de cinco páginas a la que ha tenido acceso este diario y en la que ambos ministros rachazaban "fervientemente" la confusión entre inmigrantes y terroristas.

Se trata de una solicitud que, a pesar de la urgencia, no es nueva, pues el propio presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya la había anunciado en su discurso en el debate del estado de la Unión el pasado 9 de septiembre. "La presentaremos [a los socios] el próximo día 15 de diciembre", ha insistido esta mañana otro portavoz del Gobierno comunitario. Fuentes de Frontex (la agencia de control y vigilancia de fronteras exteriores de la UE) matizan que no se trataría de modificar su mandato —concentrado exclusivamente al control y la vigilancia de las fronteras exteriores de la UE— sino a ofrecerles "más poder".

En su misiva, los ministros de Interior alemán, Thomas de Maizière, y francés, Bernard Cazeneuve, abogan también por dotar a Frontex de más recursos y realizar controles sistemáticos a los ciudadanos europeos en las fronteras exteriores del espacio Schengen para poder identificar a presuntos terroristas que retornen de Siria y que se les pueda registrar y hacer un mayor seguimiento dentro del territorio comunitario, según debatieron los socios en el último Consejo de Interior en Bruselas.

El concepto de frontera exterior

Los límites fronterizos de la UE parecen bien determinados, pero todo queda en un espacio muy gris al tratarse de las fronteras exteriores; ¿exteriores de la UE o exteriores de la zona Schengen? El matiz es importante pues Croacia —nueva ruta migratoria desde que Hungría cercó sus límites territoriales con los Balcanes Occidentales— estaría dentro de la UE pero fuera de Schengen. Quieren guardias "en las dos", aseguran fuentes de la agencia. Es decir, tanto en los límites exteriores de Schengen como en los de la UE.

De esta forma, habría presencia de guardias europeos gestionados por Frontex en todas las fronteras de Grecia (con Turquía, Bulgaria, Macedonia y Albania) pero también en Hungría con Serbia, Rumanía y Croacia; en Eslovenia con Croacia y en este último con Bosnia-Herzegovina.

También habría mucha más presencia de Frontex en el mar Egeo, frontera exterior entre Grecia y Turquía. El Gobierno heleno ya pidió auxilio el pasado jueves a la agencia comunitaria —con la que lleva meses de tira y afloja por las deficiencias (especialmente técnicas) en las islas griegas para acoger a todos los refugiados— de manera oficial para la vigilancia en alta mar.