Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

India pide mayor esfuerzo a los países más contaminantes

El cuarto emisor mundial de CO2 se perfila como el negociador más duro de la cumbre de París

El primer ministro indio, Narendra Modi, este lunes en la cumbre París Ampliar foto
El primer ministro indio, Narendra Modi, este lunes en la cumbre París. AFP

India es el cuarto emisor mundial de gases de efecto invernadero, por detrás de China, EE UU y Europa. Y en la cumbre del Clima de París se perfila como el hueso más duro de roer para cerrar un acuerdo global contra el calentamiento. Entiende que los países más desarrollados y contaminantes, al haber basado su crecimiento en los combustibles fósiles, deben asumir el grueso de los esfuerzos. India promete reducir sus emisiones, pero lo condiciona a recibir 195.000 millones.

India. “Confío en que los países desarrollados puedan proponerse objetivos ambiciosos”, sostuvo este lunes el primer ministro indio, Narendra Modi. “Ellos tienen el mayor margen para reducir” sus emisiones, insistió. Modi defendió la vigencia del concepto “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. “Cualquier otra cosa sería moralmente equivocado”. Y lanzó una advertencia sobre el carbón, una de las principales fuentes de energía en su país: “Deberíamos limpiar esa energía y no decretar su fin”. Además, Modi pidió a Occidente que cumpla con el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares (95.000 millones de euros) anuales a partir de 2020 y que no bloquee la “transferencia tecnológica”. La posición de India —un actor que no puede quedar fuera del pacto— es de las que más preocupa a los negociadores europeos.

China. Es el país que más gases de efecto invernadero expulsa, aunque no ocupa ese lugar cuando se analizan las emisiones per cápita. Su activa participación es la más esperanzadora novedad de esta cumbre. En el Protocolo de Kioto (1997), este país no entró en la lista de países obligados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. China presentó el 1 de julio su contribución nacional de recorte de emisiones ante la ONU. Pekín, según recordó este lunes su presidente, Xi Jinping, seguirá aumentándolas hasta 2030, y a partir de ese punto empezará a recortarlas. Además, planea una fuerte expansión de las renovables. China es ya hoy la primera potencia en instalación de energía solar. El problema de la contaminación y sus efectos económicos han hecho que aumente la conciencia sobre los asuntos medioambientales en el Gobierno.

Pequeños países en vías de extinción

El cambio climático amenaza seriamente la existencia de algunos países. La urgencia en reaccionar es vital en ciertos casos. “Hay países muy vulnerables al cambio climático. Pienso en aquellos que ocupan islas que pueden desaparecer”, dijo el president francés François Hollande. “Estuve este verano en Alaska”, contó el presidente americanos Barack Obama. “El mar amenaza con tragarse pueblos enteros. Los glaciares se derriten a un ritmo sin precedentes”. El primer ministro de Tuvalu, Enele Sosene Sopoaga, pidió auxilio: “Si salvamos a Tuvalu, salvamos al mundo”, clamó.

Estados Unidos. El presidente Barack Obama sacó pecho este lunes sobre sus pasos en la lucha contra el calentamiento. Además de presentar su plan de recorte de emisiones ante la ONU —se compromete a bajarlas entre un 26% y un 28% en 2025 respecto a 2005—, esta Administración ha dado simbólicos pasos, como vetar el oleoducto KeystoneXL proyectado para transportar petróleo desde la frontera con Canadá hasta el golfo de México. Pese a todo, EE UU sigue teniendo un problema con que el acuerdo final sea legalmente vinculante, algo que ya le llevó a no ratificar Kioto.

Europa. Representa el 10% de las emisiones mundiales y llega con una de las propuestas más fuertes: reducirlas al menos un 40% en 2030 respecto a 1990. Quiere que el acuerdo fije una bajada mundial del 50% de emisiones en 2050. La UE sí entró en Kioto, el tratado que ahora se quiere sustituir. Entre 1990 y 2012, redujo sus emisiones un 17,9%. Europa aspira a un acuerdo jurídicamente vinculante y que se revise cada cinco años al alza para lograr que la temperatura a final de siglo no aumente más de dos grados respecto a los niveles preindustriales.

Los más vulnerables. 43 países, englobados en el Foro Climático Vulnerables, presentaron este lunes una declaración en la que piden que el acuerdo de París no se fije la meta de dos grados, sino que baje hasta 1,5. Se trata en muchos casos de una cuestión de supervivencia; por ejemplo, algunas islas podrían llegar a desaparecer por el aumento del nivel del mar. Entre los miembros de esta alianza están Filipinas, Maldivas, Costa Rica y Kenia.

Alianza bolivariana. Desde este bloque se mantiene una posición dura en las negociaciones de París. Varios de estos países, como Venezuela o Nicaragua, ni siquiera han presentado compromisos de reducción de emisiones antes de la cumbre. Rafael Correa, presidente de Ecuador, recordó este lunes a los Gobiernos desarrollados que “el crecimiento económico ilimitado es imposible” y habló de “justicia ambiental”. Existe, recordó, una “deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”. Correa propuso la creación de una “corte internacional de justicia ambiental” y que las tecnologías que ayuden a evitar el cambio climático sean declaradas “bienes públicos globales”, es decir, que sean de libre acceso.

Las declaraciones de los líderes

  • Ban Ki-moon (ONU). “Les urjo a que instruyan a sus negociadores para que elijan el camino del compromiso y el consenso. Una intervención decidida contra el cambio climático será del interés de todos y cada uno de los países representados en esta cumbre. Se ha acabado el tiempo de coquetear con el desastre”. “Un momento político como el que estamos viviendo quizás no pueda volver a repetirse”.
  • Barack Obama (EE UU). “Represento a la primera economía y al segundo emisor de gases. EE UU no sólo reconoce su papel en la creación de este problema, sino que también asumiremos nuestras responsabilidades para resolverlo”. “Esto se va a medir en sufrimiento evitado. Nuestra generación no va a ver los resultados. Pero los vamos a lograr para nuestros hijos y nuestros nietos”.
  • Xi Jinping (China). “La conferencia de París no es la meta, sino el punto de partida de una gobernanza global. Tenemos que forjar un futuro compartido, un futuro de cooperación en el que cada país aporta en función de sus capacidades”. “Los países desarrollados deben asumir más responsabilidades”.
  • Angela Merkel (Alemania). “Hemos contaminado mucho. Por tanto, debemos estar en la vanguardia de las energías limpias”.
  • François Hollande (Francia). “Nuestro desafío es pasar de la globalización de la competencia a la globalización de la cooperación”. “La transformación energética es una obligación moral”. “No podemos separar la lucha contra el terrorismo de la lucha contra el calentamiento global. Son dos grandes retos mundiales que debemos enfrentar porque debemos dejarle a nuestros hijos más que un mundo libre de terror: un planeta a salvo de las catástrofes”.
  • Vladímir Putin (Rusia). “Nosotros hemos reducido significativamente nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Al mismo tiempo, hemos conseguido doblar nuestro Producto Interior Bruto. Hemos demostrado que se puede asegurar el crecimiento económico y cuidar el medioambiente al mismo tiempo”.
  • Rafael Correa (Ecuador). “Un habitante de los países ricos emite 38 veces más que uno de los pobres”. Existe “una deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”.
  • Robert Mugabe (Zimbabue). “Los países desarrollados están siendo miserables... Nos cargan [a los pobres] para que limpiemos el desastre que han creado”.

Más información