Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El avance de la igualdad de los homosexuales se detiene en Houston

La ciudad de Texas deroga la protección estatal a transexuales contra la discriminación

Rita Palomarez y Linda Rodriguez rezan durante una fiesta para seguir la votación en Houston
Rita Palomarez y Linda Rodriguez rezan durante una fiesta para seguir la votación en Houston. AP

No fue sólo un voto más para aprobar una legislación local en Houston (Texas). Fue una batalla entre progresistas y conservadores, con la igualdad de derechos para la comunidad LGBT (Lesbianas, Homosexuales, Bisexuales y Transexuales). El enfrentamiento de más de año y medio ha terminado con una derrota de la igualdad, un alto en el camino del progreso que lidera una mayoría de la sociedad estadounidense.

La votación de este martes también supone un importante revés para la alcaldía de la ciudad. En 2014, Houston aprobó una ordenanza de igualdad de derechos, conocida como HERO, y que dio una importante victoria a la alcaldesa Anisse Parker, la primera lesbiana en liderar la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos. Este martes, sin embargo, HERO fue derogada con el 61% de los votos en contra.

“Esta fue una campaña de miedo y mentiras deliberadas. Los derechos de las personas no debieran ser sometidos a la votación popular”, dijo Parker tras la derrota.

Si la ley HERO posicionó a Houston en el ala más progresista del país, en los últimos meses ha sido el centro de una campaña contra el uso de los baños públicos por personas transexuales según su género de preferencia.

El principio básico de la ley era ampliar la prohibición de discriminar contra las personas para proteger a la comunidad homosexual y transgénero, e imponía multas de hasta $5,000 dólares. Se aplicaría además a entidades privadas, negocios y de gobierno, las organizaciones religiosas estaban excluidas.

Pero la celebración duró poco y organizaciones conservadoras y religiosas comenzaron una campaña para eliminarla. La alcaldesa puso todo su capital político detrás de HERO, pero sus opositores lograron suspender su implementación.

Muy pronto HERO se convirtió en la “ordenanza del baño”. Sus críticos enfatizaron que la medida permitiría que las personas transexuales usaran los baños públicos del género de su preferencia. La bautizaron como la “ley de protección del depredador sexual” y recalcaron que los niños estarían obligados a compartir instalaciones públicas con personas “confundidas con su género”.

Los opositores reunieron firmas para someter la ordenanza a votación y en agosto pasado lo lograron, convirtiendo a HERO en la “Proposición 1” en la papeleta electoral.

Organizaciones de derechos civiles como Freedom for All Americans lamentaron el resultado de las elecciones e insistieron en que sólo tuvieron tres meses para armar una campaña robusta y educar a los votantes. “El camino de la justicia siempre está marcado por derrotas temporales y obstáculos”, dijo Matt McTighe, director ejecutivo de la organización, quien se comprometió a regresar a la batalla.

Parker hizo la misma promesa el martes por la noche, aunque dejará su puesto en la alcaldía a final de año. “Esta ordenanza.... no hemos visto lo último de ella. Estamos unidos y prevaleceremos” aseguró al público.

Terri Burke directora ejecutiva de ACLU Texas inistió en que con la votación del martes Houston es la última de las grandes ciudades en Estados Unidos que no garantiza protecciones para la igualdad de derechos a todos sus residentes.