Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España propone celebrar en Madrid cumbres por la paz en Oriente Medio

El ministro palestino acusa a la ONU de "parálisis" ante la escalada de violencia

El ministro José Manuel García-Margallo, en el Consejo de Seguridad.
El ministro José Manuel García-Margallo, en el Consejo de Seguridad. REUTERS

España ha propuesto en Naciones Unidas celebrar en Madrid dos encuentros en busca de la paz en Oriente Medio. El Gobierno ha aprovechado la presidencia rotatorio del Consejo de Seguridad para impulsar un encuentro de líderes religiosos que frene la escalada de violencia en los lugares sagrados, por una parte, y más adelante, una conferencia que reedite la celebrada hace 25 años en la capital española, justo después de la Guerra del Golfo, con el fin de lograr un acuerdo entre palestinos e israelíes.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, explicó la propuesta en la rueda de prensa posterior a un debate abierto sobre Oriente Medio pero no dio muchos más detalles sobre la cita que quieren promover a corto plazo, el encuentro interreligioso, a la espera de que Jordania, responsable de la seguridad en las explanada de las mezquitas, dé el visto bueno. Este encuentro seguiría la estela de la celebrada en septiembre en Nueva York, dijo. La conferencia futura plantea España, el Madrid II, debería servir para planificar una hoja de ruta hacia la paz y contar con la participación de los países de la región, la ONU, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia.

La reunión del Consejo tuvo lugar precisamente después de un repunte de donde la violencias que ha acabado con la vida de nueves israelíes y 48 palestinos en los últimos días y crece el temor a una nueva Intifiada. El ministro palestino de Exteriores, Riad al Malki, acusó al Consejo de Seguridad de “parálisis” y de incluso “no querer asumir sus responsabilidad”, lo que está agravado la crisis en la zona.

Mogherini dice que propondrá diálogo con Bachar el Asad en la primera fase de la transición siria

García-Margallo reconoció “el sentimiento de frustración” que la comunidad internacional siente después de 25 años sin frutos y, preguntado en concreto sobre el Consejo de Seguridad, respondió que hay una sensación “de que no se está haciendo lo suficiente”.

Los ministros del Exteriores también abordaron la guerra siria. Para el español, “lo más urgente es llegar a altos el fuego parciales” y medidas en el control del flujo refugiados a los países vecinos. Margallo admitió que en la primera fase de la transición –no en la solución definitiva- el diálogo con Bachar el Asad será necesario, algo que España apoya pero en lo que no hay un acuerdo entre los propios estados europeos. En este sentido, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, confirmo este jueves que se trabaja en un plan en el que el presidente sirio participará en la fase inicial.

Más información