Muere un soldado de EEUU en Irak en la lucha contra ISIS

El ejército nortemericano sufre su primera baja militar en Irak desde la retirada de tropas en 2012

Voluntarios chiíes iraquíes que combaten al Estado Islámico.
Voluntarios chiíes iraquíes que combaten al Estado Islámico.EFE

El Pentágono confirmó este jueves la muerte del primer soldado de EE UU en Irak tras el anuncio del final de los combates en 2011 y la primera baja en combate directo contra el Estado Islámico (ISIS, siglas en inglés), durante una operación de fuerzas especiales para liberar a 70 rehenes kurdos prisioneros en Hawija (norte de Irak). Hasta el momento, se habían llevado operaciones de comando estadounidenses contra el Estado Islámico en Siria pero ninguna confirmada en Irak.

Según informaba Defensa, la decisión de llevar a cabo el asalto se produjo tras recibir información de que los peshmergas kurdos iban a ser ejecutados en cualquier momento y fue autorizado bajo “nuestro compromiso para entrenar, aconsejar y asistir a las fuerzas iraquíes”.

Peter Cook, portavoz del Pentágono, informó que la misión fue solicitada por el Gobierno Regional del Kurdistán Iraquí y fue llevada a cabo por fuerzas especiales de Estados Unidos y tropas de peshmergas kurdos, apoyados por bombardeos norteamericanos para cortar la comunicaciones que llevaban a la prisión que dirigían los militantes del Ejército Islámico. En la prisión, no no había ningún rehén occidental en poder del Estado Islámico.

Durante la rueda de prensa diaria del Pentágono, el portavoz ha sufrido una importante batería de preguntas por parte de los reporteros que querían saber qué había tan importante para la seguridad nacional en la prisión de Hawija como para arriesgar la vida de un estadounidense. A Cook se le cuestionó por el hecho de que Ash Carter, secretario de Defensa, no compareciera en persona. Además, si el presidente Barack Obama había prometido a la nación que no habría efectivos en combate directo con ISIS sobre el terreno, ¿cómo era posible que hubiera muerto un soldado en esas circunstancias? Cook se refugió siempre en la misma frase: Se trataba de una operación de apoyo solicitada por un socio de EE UU en la lucha contra ISIS.

Entre los prisioneros liberados se encuentran más de 20 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes. Cinco miembros de ISIS fueron capturados y al menos 10 resultaron muertos durante la intervención. Según fuentes del Pentágono, las fuerzas especiales estadounidenses pertenecían al grupo de élite Delta Force y retornaron a Erbil, capital del Kurdistán iraquí, al concluir la operación.

En las horas que siguieron al ataque conjunto, no quedaba claro cuántos de los liberados eran peshmergas, ya que comenzaban a surgir informaciones de que en realidad no lo era ninguno de los rescatados. El Consejo de Seguridad Nacional de la región autónoma del Kurdistán sostenía que no había ningún kurdo entre los 70 prisioneros liberados cerca de Hawija. El portavoz del Pentágono aseguraba que la identidad de los liberados estaba siendo revisada y que creía que la mayoría eran civiles iraquíes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La operación llega cuando Irak y la coalición liderada por Estados Unidos intentan recuperar la iniciativa contra ISIS y aumentan la presión sobre los yihadistas en Ramadi y Baiji, en Irak, y en Siria. Hawija está bajo control de ISIS y ha sido un punto caliente en las pasadas semanas.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS