Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro del Interior alemán critica a Merkel por su política de asilo

"El caos se produjo por traer a Alemania a todas las personas que estaban en Hungría" dice Thomas de Maizière

La canciller alemana, Angela Merkel, habla con el ministro del Interior, Thomas de Maiziere, el 23 de septiembre de 2015 en Berlín.
La canciller alemana, Angela Merkel, habla con el ministro del Interior, Thomas de Maiziere, el 23 de septiembre de 2015 en Berlín. EFE

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, quizás el miembro del gabinete más leal que tiene la canciller Angela Merkel, se convirtió este jueves en el protagonista más importante de una posible revuelta en el interior de la CDU, el partido de la canciller Angela Merkel, a causa de la política de asilo. En un programa político de la cadena ZDF, De Maizière hizo responsable a Merkel del caos que provocó abrir las fronteras a los refugiados atrapados en Budapest.

“El caos se produjo por la decisión de traer a Alemania a todas las personas que estaban en Hungría”, dijo el ministro al ser preguntado sobre su propia gestión por la presentadora del programa de la ZDF Maybrit Illner. Aunque el ministro no mencionó en ningún momento el nombre de la canciller, sus observaciones al caos que vivió el país fueron interpretadas por la prensa germana como una crítica abierta a la gestión de Merkel.

“Nadie contaba con la masiva afluencia de refugiados que se produjo”, añadió el ministro, que defendió su decisión de poner un límite a la llegada de refugiados al país. “Tenemos que trabajar para tener una frontera de facto para la inmigración. De lo contrario no lograremos controlar la llegada de los refugiados”.

La crítica formulada por de Maizière se produjo pocas horas después de una apasionada intervención de la canciller, que volvió a defender su política de asilo en el Parlamento.

Aún no está claro cómo reaccionará la presidenta federal a las críticas lanzadas por De Maizière. “El ministro del Interior critica públicamente la decisión de Merkel”, señaló el periódico Bild, que también destacó que la popularidad de la canciller está disminuyendo a causa de su política de asilo. “De Maizière responsabiliza, en forma indirecta, a Merkel por el caos con los refugiados”, destacó el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

La crítica del ministro del Interior no es la primera que ha recibido Merkel desde las filas de su propio partido y, posiblemente no será la última, pero causó extrañeza en Berlín, a causa de la lealtad que siempre ha mostrado De Maizière hacia la canciller.

El frente abierto por la CSU

“Angela Merkel está acostumbrada a recibir críticas del [partido aliado] CSU, que ha denunciado la decisión adoptada por la canciller a comienzos de septiembre”, anotó Der Spiegel, al recordar la alianza que selló el miércoles el jefe del Gobierno bávaro, Horst Seehofer, con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, para combatir la política de asilo de la canciller. “La CSU ya no está sola en sus críticas”, señaló la revista.

Las críticas lanzadas por De Maizière podrían convertirse en la primera señal de que en el seno de la CDU se está gestando una peligrosa revuelta que podría poner en peligro el futuro político de Merkel.

“Crece el nerviosismo, no solo en la derecha. Con su política de asilo, Merkel amenaza con dividir a la CDU”, señala Die Zeit, al destacar que la política de asilo impulsada por Merkel no ha sido bien recibida en las filas de su partido, que teme ver mermado su poder. “¿Ha programado Merkel, en la cumbre de su poderío, su propia pérdida de poder?”, se preguntaba el periódico en un análisis que recibió un titular adecuado a la actualidad: “Ya no es nuestra Merkel”.

Más información