Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tintori: “Seguiremos luchando con más fuerza contra esta dictadura”

La esposa del opositor Leopoldo López y otros políticos reaccionan a la condena

Lilian Tintori después del juicio al líder opositor Leopoldo López, en Caracas (Venezuela) el 10 de septiembre de 2015.
Lilian Tintori después del juicio al líder opositor Leopoldo López, en Caracas (Venezuela) el 10 de septiembre de 2015.

Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, salió del aula de tribunal donde Leopoldo López fue condenado a 13 años y 9 meses por ser considerado el responsable intelectual de la violencia ocurrida durante una marcha antigubernamental del 12 de febrero de 2014, con un mensaje: "Somos fuertes", ha dicho, "porque queda ratificado, una vez más, que vivimos bajo un régimen represor, antidemocrático, corrupto, ineficiente y que hoy, después de esta condena injusta, seguiremos luchando con más fuerza contra esta dictadura". La mujer del líder opositor ha pedido igualmente a sus seguidores que "mantengan la calma" y "no caigan en provocaciones".

Roberta Jacobson, Secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, ha dicho estar "profundamente preocupada por la condena de Leopoldo López". "Llamamos al gobierno a proteger la democracia y los derechos humanos en Venezuela", ha agregado en Twitter.

La ONU se ha mostrado consternada por la "dura sentencia" al dirigente opositor venezolano Leopoldo López. "Estamos preocupados por el derecho de López a un juicio justo, dado la información recibida sobre las irregularidades ocurridas durante su proceso, como la falta de evidencias para la acusación, el rechazo de testigos de la defensa, y los comentarios contra él expresados por altas instancias del Gobierno de Venezuela", ha indicado el portavoz del alto comisionado de la institución para los derechos humanos.

La Unión Europea ha señalado que el proceso contra Leopoldo López ha carecido de las garantías adecuadas en "materia de transparencia y de debido proceso legal", y pidió que las instancias de apelación revisen las "severas" condenas de manera justa. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha lamentado que "fuerzas de seguridad locales impidieran a diplomáticos y otros observadores independientes acudir a las fases finales del juicio pese a la autorización dada por el juez".

Amnistía Internacional ha expresado en un comunicado que Leopoldo López "nunca debió haber sido arrestado arbitrariamente o enjuiciado en primer lugar. Es un prisionero de consciencia y debe ser liberado inmediata e incondicionalmente". El único crimen de López es "ser líder de un partido opositor en Venezuela", ha dicho Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional. Human Rights Watch ha calificado de "farsa" la sentencia contra López porque el juicio estuvo marcado por "gravísimas violaciones del debido proceso" y no se aportaron pruebas que le vincularan con ningún delito.

Alvaro Uribe, expresidente y senador colombiano, ha calificado de "infamia" la condena al líder opositor venezolano. "El chavismo se robó a Venezuela (Boliburgueses) y condenan a Leopoldo, qué infamia!", dice en su cuenta en Twitter Uribe, uno de los políticos colombianos más críticos con el Gobierno de Venezuela.

El Gobierno de España ha expresado su "honda preocupación " por la condena al opositor Leopoldo López y ha pedido a Venezuela "respeto a los derechos humanos". La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha explicado al término del Consejo de Ministros que "una democracia no solo es ir a las urnas", sino que deben respetarse los derechos humanos y las garantías jurídicas". La número dos del gobierno ha mostrado su "preocupación por la inestabilidad política e institucional" en Venezuela. Por eso ha pedido que las próximas elecciones en Venezuela sean "justas, inclusivas y transparentes", informa Fernando Garea. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado "preocupado" por López y ha afirmado en Twitter que Venezuela "es un gran país que merece una gran democracia".

Felipe González ha expresado su solidaridad con López y con todos los presos políticos en las cárceles venezolanas. "A Leopoldo, como a los demás condenados, le atribuyen los actos de violencia y las muertes que son responsabilidad del Gobierno", ha reconocido el expresidente del Gobierno. "El régimen ha decidido una condena por razones políticas", ha afirmado y ha añadido que "Venezuela se ha convertido en una dictadura de facto" donde "el presidente decide por el Parlamento y por la Justicia".

Pablo Iglesias (Podemos) ha rechazado el juicio a López aunque ha evitado la condena explícita a la sentencia contra el opositor venezolano o al sistema judicial del país. "A nosotros no nos gusta, venga de quien venga, que se condene a alguien por hacer política. En política las diferencias se tienen que resolver a través de procesos electorales", ha afirmado Iglesias, quien ha asegurado que le "encantaría" que "este señor", en referencia a López, "se pudiera presentar a las elecciones" y que los venezolanos "decidieran quien tiene que gobernar en el país, y que eso no lo decidan los tribunales", informa Elsa García de Blas.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha considerado en un comunicado que la condena impuesta al dirigente opositor Leopoldo López produce una "enorme preocupación" ante las elecciones venezolanas, además de "un atentado al estado de derecho y la libertad". Cayetana Álvarez de Toledo (PP), promotora en abril de la iniciativa parlamentaria en la que se instó al Gobierno para que tomara todas las acciones precisas para liberar al líder opositor Leopoldo López y demás presos políticos, ha afirmado que “la condena es la prueba definitiva de que Venezuela es una dictadura” y que el juicio puede resumirse en la fórmula: “Un dictador ha condenado a un demócrata”. "Más que nunca es absolutamente imprescindible y urgente la observación internacional en las elecciones del 6 de diciembre", ha precisado Álvarez de Toledo, informa Luca Costantini.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha condenado rotundamente y sin paliativos" la "destrucción" de las libertades democráticas que se están produciendo en Venezuela como consecuencia del régimen de Nicolás Maduro. Sánchez ha rechazado, en nombre de su partido, la condena al opositor político Leopoldo López y ha trasladado toda su solidaridad a su familia y a su partido, del que es "hermano" el PSOE. Carme Chacón, secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, ha afirmado en un comunicado que la condena a López es "injusta y desproporcionada" y responde a "razones políticas".

Toda la oposición al Gobierno de Maduro ha criticado la sentencia y ha invocado la cita electoral del 6 de diciembre como el momento clave para cambiar el rumbo del país. "Hoy más que nunca entendemos que el camino a la libertad de Leopoldo y de todos empieza el 6 de diciembre", ha afirmado Henrique Capriles, uno de los líderes de la oposición y gobernador del Estado de Miranda.

Más información