Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TIROTEO EN VIRGINIA

La Casa Blanca insiste en restringir las armas tras el tiroteo de Virginia

La Administración pide al Congreso que actúe. El plan del presidente fracasó en 2013

El ritual se repite. Tras cada tiroteo en Estados Unidos, el Gobierno de Barack Obama hace un nuevo llamamiento a favor de un mayor control en la venta de armas. “Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos que tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia armada”, dijo este miércoles el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su rueda de prensa diaria a raíz de la muerte de dos periodistas en Virginia.

Earnest lamentó que es “otro ejemplo de que la violencia armada se está convirtiendo en algo demasiado común en comunidades pequeñas y grandes de todo EE UU”. Tras la matanza de 20 niños y 6 adultos en 2012 en una escuela de Connecticut, Obama anunció el plan más restrictivo en dos décadas para restringir el uso de armas, pero su iniciativa fracasó en el Congreso.

Obama pretendía extender el control de antecedentes a todas las transacciones comerciales de armas, prohibir los rifles de asalto y limitar el número de balas. Varios tiroteos recientes han reabierto entre algunos legisladores y grupos sociales el debate sobre los resquicios existentes en el sistema de antecedentes.

De promedio, cada día 297 personas reciben disparos de armas de fuego en EE UU

De momento, se desconoce cómo obtuvo Vester Lee Flanagan la pistola que empleó ayer para disparar contra los periodistas en un centro comercial en el pueblo de Moneta. También si tenía antecedentes delictivos o de enfermedades mentales. La cadena televisiva dijo este miércoles que podría reforzar la seguridad en la calle de sus periodistas.

En 2013, el último año con datos disponibles, un total de 11.208 personas fallecieron en homicidios por disparos en EE UU, según las estadísticas del Centro de Control de Enfermedades. Eso supone una media de 30 al día, y de 3,5 muertos por cada 100.000 habitantes. No hay datos concretos sobre asesinatos, como sería el caso de Virginia al haber actuado, como todo indica, con premeditación.

En EE UU, con 321 millones de habitantes, se calcula que hay 270 millones de armas de uso privado, lo que se traduce en una media de nueve armas por cada diez ciudadanos. Es la proporción más alta del mundo. Duplica la proporción de Yemen, el segundo país en la clasificación.

De promedio, cada día 297 personas reciben disparos de armas de fuego en EE UU, según la Campaña Brady contra la Violencia de las Armas. De éstas, 89 fallecen cada día.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información