Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa Blanca contrata por primera vez a una trabajadora transexual

Raffi Freedman-Gurspan es una activista con amplia experiencia en campañas por la igualdad de los ciudadanos transgénero

YouTube

La Casa Blanca ha contratado por primera vez a un ciudadano transexual para formar parte del equipo del presidente Barack Obama. El fichaje añade un hito más en la lucha por la igualdad de los transexuales en Estados Unidos, después de años de intenso cambio tanto en la opinión pública como en las leyes a favor de los derechos de los homosexuales y transexuales.

Raffi Freedman-Gurspan dejará su puesto como asesora en el Centro Nacional por la Igualdad de los Transexuales para trabajar en la oficina de recursos humanos, según adelantó este martes The Washington Post citando a fuentes oficiales. La asesora del presidente, Valerie Jarrett, aseguró en un comunicado que Freedman-Gurspan “representa el tipo de liderazgo que impulsa esta Administración”.

“Su compromiso con la mejora de las vidas de los estadounidenses transgénero, especialmente los pertenecientes a minorías raciales o en condiciones de pobreza, refleja los valores de este equipo”, añadió Jarrett. La asesora de Obama ha sido una de las principales aliadas de la comunidad transexual dentro de la Casa Blanca y la encargada de dar a conocer pasos tan significativos como éste.

“El presidente Obama ha dicho muchas veces que quiere que su equipo de gobierno refleje al pueblo estadounidense. Yo entiendo que esto incluye a los transexuales y era inevitable que uno trabajase en la Casa Blanca”, declaró en un comunicado Mara Keisling, directora ejecutiva del Centro Nacional por la Igualdad de los Transexuales.

“El hecho de que la primera empleada transgénero de la Casa Blanca sea amiga nuestra me inspira a mí como a tantos otros que nos hemos beneficiado de las iniciativas de Raffi”, añadió Keisling, en referencia a las campañas lideradas por la activista para denunciar, entre otros casos, el aumento de asesinatos de transexuales en todo el país y la liberación de inmigrantes transexuales sin papeles que no pueden ser protegidos adecuadamente en los centros de detención.

Miesling declaró además que el hecho de que Freedman-Gurspan pertenezca a una minoría racial es “significativo”. Su llegada se produce después de que en los últimos años varios profesionales transgénero se incorporaron a otras secciones de la Administración, otra señal de la velocidad a la que EE UU ha girado a favor de la plena igualdad de derechos de la comunidad LGBT.

Solo en 2015, la Administración Obama pidió terminar con las “terapias de conversión”, que tienen como objetivo cambiar la orientación sexual de jóvenes gais y lesbianas, el Pentágono ha lanzado un plan para estudiar la integración de transexuales en sus filas y ha prohibido a todas las compañías que tengan contratos con el gobierno federal practicar cualquier tipo de discriminación contra empleados homosexuales o transexuales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >