Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es imposible describir el horror de la mutilación genital femenina”

La UNAM otorga el grado de doctor 'Honoris Causa' a la nigeriana Koso-Thomas

Koso-Thomas. Ablación del clítoris Ampliar foto
La doctora Olayinka Koso-Thomas el miércoles en la UNAM.

La ablación del clítoris es una práctica que afecta a 30 millones de mujeres en 28 países africanos. Con esta abrumadora cifra la doctora Olayinka Aina Koso-Thomas inició la conferencia que impartió este miércoles en la Universidad Autónoma de México (UNAM). “Una mujer que sufre una mutilación genital jamás regresará a la normalidad”, puntualizó esta ginecóloga nigeriana, de 78 años, la cual está en México para recibir el grado de doctor Honoris Causa por dicha institución.

 “Es imposible describir el horror de esta práctica”, dice Koso-Thomas, aun así intenta poner en palabras el ritual que destruye la adolescencia de cualquier mujer: “Se llevan a las niñas que serán iniciadas –expresión para hablar del ritual- a un lugar apartado junto al río. Las obligan a acostarse en el agua helada con la mitad del cuerpo descubierto. Las detienen fuertemente con las piernas abiertas y entonces la persona encargada de hacer la circuncisión corta el clítoris y los labios menores. El grito de dolor es cada vez más fuerte. No hay una escala de crueldad para medir la agonía”.

Koso-Thomas nació en una familia de religión anglicana y eso, según ella, fue lo que la salvó de ser mutilada. Estudió medicina en Leeds Medical School en Inglaterra y un posgrado en la Universidad de Berkley. Viajó a Freetown, capital de Sierra Leona, donde fue testigo del sufrimiento físico y psicológico que padecen las mujeres que han sido víctimas de la ablación. Y así emprendió el camino de lucha para erradicar esta práctica cruel de carácter “tradicional, no religioso”, según lo define.

La mutilación genital afecta a 30 millones de mujeres

La doctora fundó el Grupo para la Abolición de Mutilaciones Sexuales. Su estrategia es acercarse a las comunidades como médica y una vez que está a solas con las jóvenes hablar de la ablación. Koso-Thomas está convencida de que solo con educación se podrá conseguir un cambio, pero una educación que vaya dirigida a hombres y mujeres. Asimismo, esta ginecóloga destaca la urgente necesidad de ejercer más presión a los Gobiernos nacionales para que aprueben leyes que protejan los derechos de las mujeres y entablar debates sobre el tema.

Existen distintos tipos de mutilación genital femenina. La primera consiste en la escisión del clítoris, la segunda añade la amputación de los labios menores y la tercera supone además el sellado de labios mayores dejando un pequeño orificio para la menstruación. La circuncisión se efectúa con el agua fría como única anestesia y con pocas o nulas precauciones higiénicas. “En ocasiones, si la persona que realiza el corte no tiene el cuchillo especial para llevarlo a cabo utiliza algún pedazo de vidrio o cuchilla para afeitar”, puntualizó la también Premio Príncipe de Asturias (1998).

Las consecuencias que sufre una mujer tras la ablación son variadas y pueden ser fatales. Koso-Thomas las enumera: dolor, sangrado incontrolable, infecciones, molestias al orinar, menstruar o al tener relaciones sexuales; ruptura de útero, fístulas o incluso la muerte. Aunadas a estas, están los efectos emocionales y psicológicos. “Si se crean fístulas, la mujer tendrá muchos problemas para dar a luz. Puede llegar a tardar hasta 48 horas y en la vagina hay poco oxígeno por lo que el bebé corre el alto riesgo de morir, al igual que la madre”, detalla la nigeriana.

El hombre es el que manda en la mayoría de las comunidades africanas y la mutilación genital femenina encuentra su injustificada justificación en que la mujer debe llegar virgen al matrimonio y permanecer fiel sin tener derecho al placer sexual. Las madres de familia creen que no conseguirán casar a sus hijas si no las someten al ritual de la ablación. Es un mecanismo para mantenerlas domesticadas. Ana Buquet Corleto, directora del Programa Universitario de Estudios de Género afirma en relación con esto al inicio de la conferencia: “Esto no significa que en los países donde no se practique la ablación no existan otras formas más sutiles pero enfocadas al mismo fin: el control de la sexualidad de las mujeres uno de tantos mecanismo de subordinación femenina”.

Roger Bartra

Antropólogo y sociólogo (Ciudad de México, 1942). Es investigador emérito del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM desde 2004. Una de sus más famosos aportaciones son sus investigaciones sobre los mitos de lo salvaje. Obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013.

Juan Ramón de la Fuente Ramírez

Psiquiatra (Ciudad de México, 1951). Creador del Plan Único de Especialidades Médicas, adoptado en diversos países de América. Exrector de la UNAM. Doctor Honoris Causa en 13 universidades, entre ellas Montreal, Arizona, Moscú y Alcalá de Henares. 

Luis Fernando de la Peña

Ingeniero en comunicaciones eléctricas y electrónica y doctor en ciencias físico-matemáticas (Texmelucan, Puebla, 1931). Es investigador emérito del Instituto de Física de la UNAM. Durante 50 años se ha dedicado a la física teórica enfocado en los fundamentos de la teoría cuántica. Tiene más de 240 trabajos publicados. Premio Nacional de Ciencias y Artes (2002). 

Olga Hansberg

Doctora en filosofía (Ciudad de México, 1943). Fue miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM. Es investigadora del Instituto de Investigaciones Filosóficas de esta universidad. Sus principales líneas de estudio son la mente y la ética. Ha sido visiting scholar en las universidades de Oxford y Berkeley. 

David Kershenobich Stalnikowitz

Médico cirujano (Ciudad de México, 1942). Fundó la Unidad de Investigación de Hígado y Páncreas de la Facultad de Medicina de la UNAM. Expresidente de la Academia Nacional de Medicina y exsecretario del Consejo de Salubridad General. Entre otros reconocimientos ha recibido el Premio de Investigación Miguel Otero Arce y la Condecoración Eduardo Liceaga.

Robert Armand Verdonk

Doctor en derecho y filosofía (Gante, Bélgica, 1943). Catedrático emérito en la Universidad de Amberes.  Promotor de la lengua española en el ámbito europeo, en particular en Bélgica. Director de la Cátedra de Estudios Mexicanos de la Universidad de Amberes. Recibió el reconocimiento de la Orden del Águila Azteca, en grado de insignia en 2013.

Eduardo Lizalde

Poeta, narrador y ensayista (Ciudad de México, 1929). Iniciador del movimiento Poeticista en 1948. Conductor de programas de literatura y música en la radio universitaria, en XELA y el Instituto Mexicano de la Radio. Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Premio Nacional de Ciencias y Artes (1988); la Condecoración de la Orden de las Artes y las Letras en grado de Caballero, conferida por Francia, y el Premio Alfonso Reyes (2011).

Federico Mayor Zaragoza

Doctor en farmacia (Barcelona, 1934). Ha desempeñado los cargos de diputado del Parlamento Español, consejero del Presidente del Gobierno, ministro de Educación y Ciencia y diputado del Parlamento Europeo. En 1987 fue elegido director general de la Unesco. Es miembro de múltiples organizaciones, academias y asociaciones nacionales e internacionales.

Jaime Mora Celis

Médico cirujano (Ciudad de México, 1934). Precursor de la investigación en bioquímica y biociencias moleculares, genética y genómica en México. Investigador emérito del Centro de Ciencias Genómicas. Fue miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM. Su trabajo contribuyó a describir los mecanismos moleculares de homeostasis del nitrógeno en animales. 

Rodolfo Stavenhagen

Antropólogo (Frankfurt, Alemania, 1932). Uno de los principales teóricos sobre procesos agrarios, sociales y culturales vinculados al desarrollo. Es el autor mexicano más citado en el Social Science Research Index y cofundador de la Academia Mexicana de Derechos Humanos. Premio Nacional de Ciencias y Artes en 1997.

Toda la información ha sido obtenida de la Gaceta de la UNAM.

Más información