Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 340 personas en albergues por la erupción del Volcán de Colima

El cráter continúa arrojando material incandescente y las autoridades han ordenado el cierre del aeropuerto de la ciudad de Colima

Volcán de Colima, imágenes Ver fotogalería
Una inmensa nube de ceniza tras una explosión. EFE

El Volcán de Fuego de Colima, en el oeste de México, continúa en actividad permanente con expulsiones de gas, agua y cenizas. La declaración de emergencia en cinco municipios del estado de Colima (oeste de México), caída de ceniza en amplias zonas y 340 personas en albergues temporales es el saldo hasta este domingo de la erupción del volcán, que mantiene su intensa actividad.

Las exhalaciones y salida de material incandescente del volcán, ubicado en los límites de Jalisco y Colima, no han cesado en las últimas 24 horas.

El aumento en la actividad volcánica comenzó desde la noche del jueves y continuó durante el viernes con expulsión de material incandescente y un derrumbe cerca del cráter. Los expertos han calificado la actividad reciente del volcán como la más activa en un siglo.

La explosión más reciente motivó la decisión de restringir la presencia de personas en un radio de 12 kilómetros ladera abajo del borde del cráter y el desalojo preventivo de unas 500 personas de las comunidades de La Yerbabuena, La Becerrera y otras rancherías. Muchas de esas personas no están en los albergues porque tenían donde refugiarse. Las autoridades han decidido también cerrar una de las carreteras aledañas porque la ceniza dificulta su tránsito. El aeropuerto nacional de Colima permanece cerrado.

Las autoridades han elevado la vigilancia, dijo el coordinador nacional de Protección Civil, Felipe Puente, en un mensaje a través de Twitter y recomendó a la población no acercarse al cráter. Al menos siete comunidades en los alrededores del volcán han sido cubiertas por la ceniza. “Esta es la actividad más intensa que el volcán ha registrado desde 2005”, informó Puente a una radio local.

El Gobierno mexicano estima que en los próximos días la actividad del volcán, ubicado en los límites de los Estados de Colima y Jalisco, se reduzca considerablemente. Sin embargo, también ha previsto tres posibles escenarios: que el flujo de lava continúa hacia el sur, suroeste y norte; que la cámara del volcán registre una explosión que produzca una erupción mayor; o que la acumulación de ceniza rompa el domo en la boca del cráter.

Ante el aumento de actividad, Protección Civil determinó activar los protocolos preventivos en la zona, que incluyen la prohibición de acercarse a doce kilómetros del volcán. A los habitantes de las poblaciones cercanas se les pidió tomar medidas de prevención en caso de lluvia de ceniza y mantenerse atentos a los anuncios de Protección Civil. Tanto Colima como Jalisco informaron que han abierto al menos cuatro refugios temporales ante la posibilidad de una evacuación masiva.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló a través de la misma red social que las autoridades federales mantienen una "coordinación permanente" con las estatales y vigila "el incremento de la actividad del Volcán de Colima". Con una altitud de 3.820 metros sobre el nivel del mar, este volcán es considerado uno de los más activos de México —su última gran erupción fue en enero de 2013— junto con el Popocatépetl, en el centro del país.

Más información