Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La maldición del topo de Al Qaeda

Nasir Al Wuhayshi muere 12 días después de que el confidente Hani Mujahid revelara a EL PAÍS y Al Yazira que fue el cerebro del atentado mortal contra ocho españoles

El exmiembro de Al Qaeda Hani Muhammad Mujahid Ampliar foto
El exmiembro de Al Qaeda Hani Muhammad Mujahid

Doce días después de que un topo le señalara como el máximo responsable del atentado en 2007 en Yemen en el que murieron ocho turistas españoles Nasi Al Wuhayshi, alias Abu Basir, ha muerto en un bombardeo de Estados Unidos, según ha confirmado en un vídeo la rama yemení de Al Qaeda en ese país. La revelación del exmiembro de Al Qaeda Hani Muhammad Mujahid a Al Yazira y a EL PAÍS en la que señaló a Al Wuhayshi como cerebro del asesinato de los españoles cuando visitaban el templo de Mahram Bilquis ha caído como una maldición sobre uno de los hombres más buscados del planeta. Según su testimonio avisó en dos ocasiones de los preparativos del atentado  a los servicios secretos yemeníes para los que trabajaba sin que estos hicieran nada para impedirlo.

El grupo ha nombrado a su antiguo jefe militar en la península arábiga Qasim Al Rimi como nuevo líder de la organización, un personaje al que el topo de Al Qaeda dirigió también su dedo acusador en la matanza de los españoles en la que murieron diez personas." Mi relación con Qasim Al Rimi fue de hermano a hermano. Era un viejo amigo de nuestros días en Afganistán.

"La operación fue planeada por Hamza Al Jayiti, Abu Basir (Nasir Al Wuhayshi) y Abu Hurayrah (Qasim al Rimi). Al Wuhayshi y Hurayrah eran mis amigos más cercanos de Afganistán. Hicimos cursos militares y durante mucho tiempo vivimos juntos. Todos eran muy cercanos a mí. Por mi forma de ser me amaban tanto los líderes de Al Qaeda como los jóvenes militantes. Por mi trabajo como entrenador en el campo de Al Faruq (Afganistán) entrené a muchos jóvenes y para mí era natural conocer algunos secretos de la organización", asegura Hani, de 38 años, natural de Taiz (Yemen), casado y padre de tres hijos. El topo facilitó numerosos detalles sobre la preparación del coche bomba que un suicida lanzó contra los turistas españoles y situó en el escenario tanto al fallecido Nasir Al Wuhayshi como a su sucesor Qasim Al Rimi.

El nuevo líder tenía contactos con los servicios secretos, según Hani

El topo de Al Qaeda acusó también a Qasim Al Rimi, ahora el nuevo líder, de mantener contactos con los servicios de seguridad de Yemen. "Cuando descubrí que algunos líderes de Al Qaeda estaban bajo control del presidente Ali Abdalla Saleh me sorprendió mucho. Tengo absoluto conocimiento del papel jugado por Qasim Al Rimi y alguno de los otros líderes en Yemen y el papel que están jugando", aseguró durante una entrevista en un lugar fuera de Yemen. Hani acusa al expresidente de haber permitido algunos atentados de Al Qaeda para conseguir ayudas económicas de EE UU y de sus aliados occidentales.

Guardias inspeccionan la escena del atentado en Yemen donde murieron en julio de 2007 ocho turistas españoles ampliar foto
Guardias inspeccionan la escena del atentado en Yemen donde murieron en julio de 2007 ocho turistas españoles

El confidente se unió a la yihad en Afganistán en 1998, conoció a Osama Bin Laden y participó en 2002 en la batalla de Shahi Kot, una de las últimas en Afganistán. Fue arrestado en Pakistán y acabó en la presión yemení de seguridad en Taiz, a unos 400 kilómetros al sur de Saná, donde fue captado por un familiar suyo que trabajaba para las agencias de seguridad nacional. "Me pagaban por mi trabajo y servicio al país", asegura Hani. "Trabajé con ellos como informador para transmitirles cualquier detalle acerca de operaciones terroristas en Yemen", afirma.

Tras la información de EL PAÍS Javier Zaragoza y Ana Noé, fiscales de la Audiencia Nacional, solicitaron un informe a la Comisaría General de Información de la Policía para que verifique la identidad de Hani, investigue su pasado y vínculos en Al Qaeda e intente certificar sus graves acusaciones al Gobierno de Yemen durante la etapa del ex presidente Ali Abdalla Saleh. El juez Fernando Andreu archivó la causa en 2011 ante la falta de respuesta de las autoridades de Yemen a las comisiones rogatorias que se enviaron a ese país. Ahora el testimonio de Hani podría reabrir el caso y atender de esta manera a la petición de algunas de las víctimas.

Más información