Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña por el voto nulo en México pierde en estas elecciones

El porcentaje de papeletas anuladas ha sido inferior al de 2009 (un 4,91%) mientras que la participación ha crecido tres puntos

Elecciones México 2015: voto nulo
Una mesa electoral en Michoacán. EFE

La campaña que han protagonizado reconocidos intelectuales en México estos días a favor del voto nulo chocó anoche con la realidad de los resultados electorales. Aunque la caída porcentual con respecto a los datos de 2009 no ha sido muy grande —en 2009 hubo un 5,39% de votos anulados, mientras que este año se ha escrutado un 4,91%—, sí ha sido significativa si se tiene en cuenta el número de votos y la participación. Este año han acudido muchos más mexicanos a las urnas (tres puntos por encima de 2009, un 47%) y aun así, las papeletas anuladas han sido menos.

Dos de los más acérrimos defensores de la causa anulista, Denise Dresser y José Antonio Crespo, pedían ayer que no se fuera a votar con "la nariz tapada", que no se dejaran seducir por el menos malo. Los dos, cabezas de un movimiento que se inició en 2009 — entonces con bastante éxito: dos puntos más que seis años antes— han tenido que asumir que esta vez la participación les ha ganado la jugada.

Sus mayores rivales insistían en el voto de castigo, confiando en los partidos como fuerza de oposición que controlaran a los grandes. Pero tampoco ha tenido mucho éxito. El tablero político conserva el equilibrio de fuerzas tradicional: el PRI, ocupando el primer lugar con mayoría relativa, por detrás el PAN (derecha) y en el tercer puesto el PRD (izquierda).

En Aguascalientes, con un 8,19%, el voto nulo ha superado a ocho de los 10 partidos que conforman la plataforma política

Ha habido un Estado donde el anulismo ha hecho historia. En Aguascalientes, con un 8,19%, ha superado a ocho de los 10 partidos que conforman la plataforma política, obteniendo así el dato más alto desde 1991. Nunca había superado el 5%.

Algunos pro-anulistas destacan que los votos nulos han ganado a cuatro partidos políticos a nivel nacional. El Partido del Trabajo, Nueva Alianza, Encuentro Social y el Partido Humanista han recibido menos papeletas que el total de votos no válidos. No obstante, esta comparación lleva implícita el riesgo de asumir que los votos anulados son, en primer lugar, completamente homogéneos; y, en segundo lugar, que han sido todos ellos intencionalmente anulados, algo imposible de comprobar.

Más información