Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dilma Rousseff visita México para profundizar la relación económica

La presidenta brasileña se reunirá con el mandatario Enrique Peña Nieto para acordar la protección de inversiones

Dilma Rousseff aterriza en México, este lunes. Ampliar foto
Dilma Rousseff aterriza en México, este lunes. REUTERS

Las dos grandes economías de América Latina se reúnen este martes para afinar su relación comercial. La presidenta brasileña Dilma Rousseff comienza su primera visita de Estado a México con una agenda principalmente económica bajo el brazo. Un reflejo de la importancia de ambos países en la región que juntos representan el 62% del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina. Entre México y Brasil también se concentran un 58% de las exportaciones y un flujo de mercancías de 9.000 millones de dólares.

Rousseff visitará el Palacio Nacional y se encontrará con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto con quien firmará varios acuerdos sobre protección de inversiones, turismo y cooperación comercial. Esta es la quinta ocasión en la que la mandataria se reúne con el presidente mexicano, pero es la primera vez en cinco años que lo hace en México.

Entre México y Brasil también se concentran un 58% de las exportaciones de América Latina

La visita de la presidenta brasileña ocurre en un momento clave para ambos países. Mientras México busca el despegue de las reformas en el ámbito económico, Brasil se enfrenta a un estancamiento de sus indicadores. Una de las oportunidades para las dos economías es la reforma energética de México: Petrobras, la petrolera estatal de Brasil, ya se ha apuntado al primer concurso para obtener un contrato de exploración petrolífera en las aguas del Golfo de México.

El intercambio entre ambos países, señala el Ministerio de Exteriores de México, también se ha incrementado desde 2013 tras la eliminación del visado. En 2014, Brasil ocupó el sexto puesto de visitantes internacionales en México, por lo que los dos gobiernos buscarán impulsar el turismo entre sus ciudadanos. Otro sector en el que México y Brasil poseen el liderazgo es el automotriz: apenas el año pasado la industria mexicana rebasó a la brasileña en la producción de coches, aunque ambos se mantienen como los mayores exportadores de vehículos del continente.

Rousseff llega a México después de recibir, la semana pasada, al primer ministro chino Li Keqiang que ha anunciado inversiones de 50.000 millones de dólares, un gesto del interés de China de acercarse a América Latina. Ahora Brasil busca integrarse con los líderes económicos de la región.