Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los desafíos estratégicos de la Unión Europea del siglo XXI

La Fundación Alternativas presenta en Madrid su IV Informe sobre el estado de la Unión

Desembarco del cadáver de un inmigrante, el mes pasado en Malta.
Desembarco del cadáver de un inmigrante, el mes pasado en Malta. EFE

Estados Unidos frente a Europa. El primero, un país que se acerca al pleno empleo, frente al segundo, un continente que ronda el 11% de paro y un desempleo juvenil desbocado en el sur. Dos maneras de afrontar la crisis que ponen de manifiesto que la Unión ha errado en su estrategia. Este es uno de los diagnósticos que la Fundación Alternativas y el think tank alemán Friedrich-Ebert-Stiftung hacen en su IV Informe sobre el estado de la UE, titulado Nueva legislatura: 11 desafíos de Europa, que se presenta este lunes en Madrid. Se trata de una radiografía de los retos a los que los Veintiocho y las instituciones comunitarias se enfrentan este año y de sus avances y retrocesos respecto a 2014. En el documento se analiza desde el desafío migratorio, hasta la crisis en Ucrania, pasando por la política energética o el mercado digital. El primer punto es el crecimiento económico. “Es fundamental que se rescate el Estado de bienestar mediante la inversión y la armonización fiscal”, resume por teléfono el diputado socialista Diego López Garrido, director del estudio.

La desigualdad se ha disparado en Europa hasta niveles insoportables. Ha aumentado la polarización, la precariedad laboral, se han devaluado los salarios. De ahí que la primera de las recomendaciones del informe consista en la reorientación de la política económica hacia la inversión y la creación de empleo. “Debemos salir de la austeridad a ultranza y conseguir que al final de la legislatura se haya reducido el paro a la mitad”, apunta también al teléfono Nicolás Sartorius, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas.

“Tiene que haber muchísima mayor inversión en infraestructuras del conocimiento, en I+D+i, en infraestructuras energéticas… Si no se invierte, recuperar el Estado de bienestar es difícil. Otro elemento clave es la armonización impositiva en Europa y la ampliación de las bases tributarias en una línea de imposición progresiva, de tal forma que el rico pague más que el pobre. Proponemos crear un impuesto de transacciones financieras internacionales. Es prioritario. Y desarrollar una estrategia contra la evasión fiscal, especialmente en el caso de las multinacionales, que prácticamente no pagan impuestos. La UE tiene que hacer una lista de paraísos fiscales”, expone López Garrido. En su opinión, este es el camino para lograr que el crecimiento “incipiente” en Europa “se sostenga al alza y sea capaz de generar un empleo que merezca ese nombre”, escribe en el informe.

Además de a la política económica, el documento presta especial atención al reto migratorio. “Lo que está sucediendo en el Mediterráneo es insoportable desde todos los puntos de vista”, lamenta Sartorius en relación a las miles de muertes frente a las costas europeas. Por ello recomienda a la UE que fomente las acciones de codesarrollo con los Estados africanos, que ponga en marcha una estrategia migratoria europea, el diseño de un plan de acogida de asilados y refugiados y que impulse acuerdos de inmigración ordenada con los países de origen. “Es uno de los grandes desafíos de esta legislatura. Y una muestra del fracaso de la inexistencia de una política migratoria y de seguridad común”, indica López Garrido.

Otro de los focos de atención se centra en las relaciones de la UE con Rusia a raíz de la crisis en Ucrania. “La solución del conflicto pasa por el cumplimiento estricto de los acuerdos de Minsk II por parte de todos los actores implicados, incluidos los aspectos militares y los políticos”, reza el documento. En el informe se propone la supresión progresiva de las sanciones a medida en que esto se verifique. En este punto, debe plantearse un acuerdo estratégico con Moscú, explica Sartorius. “Una Rusia más europea hace una Europa más segura. Aislarla es un error gravísimo”.

El estudio también presenta como prioridades la unión energética y la lucha contra el cambio climático; el desarrollo del mercado único digital; el tratado de libre comercio con Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés); la reforma del sistema financiero, y que se combata la amenaza del yihadismo radical, a la que propone hacer frente a través, entre otras medidas, de la prevención de la radicalización.

Para abordar los retos que la UE tiene por delante, el informe propone el fortalecimiento de la unión política mediante la reforma de los tratados, la concesión de nuevos poderes a la Eurocámara o el fortalecimiento de los partidos políticos de dimensión europea. Tras la victoria de los conservadores en las elecciones británicas y la insistencia de David Cameron en su promesa de celebrar un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión, López Garrido señala que se trata “de una decisión de Reino Unido”, pero apunta que “hay que hacer lo posible por evitar su marcha, pues sería una malísima noticia”. No obstante, advierte: “Se debe evitar que haya un veto británico. No podemos frenar el camino natural de la UE, que debe ser mucha más unión”.