Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis policías de Baltimore, acusados por la muerte de Freddie Gray

La fiscalía de la ciudad declara que la muerte de Gray fue un homicidio

La fiscal del Baltimore, Marilyn Mosby.
La fiscal del Baltimore, Marilyn Mosby. REUTERS

La fiscalía de Baltimore declaró este viernes que la muerte del joven Freddie Gray a manos de la policía fue un homicidio. La fiscal de la ciudad, Marilyn Mosby, recibió ayer el informe policial y esta mañana detalló públicamente las acusaciones contra los seis policías que detuvieron al joven cuya muerte bajo custodia desató las protestas de los últimos días en la ciudad de Maryland.

Los agentes implicados en la detención “ilegal” del joven, según la fiscal, porque no encontraron suficientes pruebas para detenerle y se enfrentarán a cargos que abarcan desde homicidio involuntario -cargo que acarrea una pena de hasta 30 años de prisión- hasta asalto y negligencia. El sindicato de policías, sin embargo, ha declarado a la agencia Associated Press que los agentes actuaron bajo la legalidad.

El Departamento de Policía de Baltimore publicó este viernes la identidad de los agentes, que ya se encuentran bajo custodia policial: Caesar R. Goodson Jr., Garrett E. Miller, Edward M. Nero, William G. Porter, Brian W. Rice y Alicia D. White. Los seis, afirmó la fiscal, detuvieron ilegalmente a Gray tras cruzarse con él en una calle de Baltimore. Dos de los policías declararon que el joven salió corriendo al verles. También aseguraron que llevaba una navaja, pero Mosby aseguró que no sólo es legal, sino que los agentes lo supieron después de detenerle y que el arresto se produjo sin que Gray hubiera cometido ningún crimen.

Imagen proporcionada por el Departamento de Policía de Baltimore con los seis policías acusados por la muerte de Gray: Caesar R. Goodson Jr., Garrett E. Miller, Edward M. Nero, William G. Porter, Brian W. Rice y Alicia D. White. ampliar foto
Imagen proporcionada por el Departamento de Policía de Baltimore con los seis policías acusados por la muerte de Gray: Caesar R. Goodson Jr., Garrett E. Miller, Edward M. Nero, William G. Porter, Brian W. Rice y Alicia D. White. AP

“Es imprescindible que se sepa toda la verdad de lo que ocurrió a Freddie Gray”, declaró este viernes el presidente Obama en la Casa Blanca. El mandatario recordó que “no es adecuado” que se pronuncie durante el proceso judicial, pero defendió que “es necesario que haya justicia” y las autoridades deberán estudiar “todas las pruebas”. Junto con la fiscalía de Baltimore, el Departamento de Justicia está realizando su propia investigación independiente de la muerte de Gray. “Los ciudadanos de Baltimore quieren saber la verdad. Y eso es lo que espera todo el país”.

Horas después del anuncio de la fiscal, la familia de Gray compareció en Baltimore para declarar que están "satisfechos" con los cargos presentados contra los seis agentes. Su abogado, Billy Murphy, pidió "una nueva cultura policial" que recompense las buenas actuaciones y castigue las negligentes. Para Murphy, los hechos de este viernes dan "esperanza" a la familia, que pidió que cualquier manifestación de los próximos días ocurra de manera pacífica.

La detención de Gray, de acuerdo con Mosby, fue ilegal porque los policías “no consiguieron establecer una causa probable para arrestarle”. La fiscal también ha calificado de “negligencia grave” que los agentes no garantizaran la seguridad de Gray dentro del vehículo, a pesar de tener más de cinco oportunidades -el vehículo paró cuatro veces en su trayectoria a la comisaría- para ponerle el cinturón. “Ninguno de los agentes le proporcionó ayuda médica”, dijo Mosby. Gray se encontraba en parada cardiaca y gravemente herido al abandonar la furgoneta y, según el informe de la fiscal, varios de los agentes “ya habían visto que estaba tendido en el suelo y no respondía”.

La fiscal ha aprovechado su comparecencia ante los medios para decir a los jóvenes de la ciudad que “buscará la justicia” en su nombre

Las autoridades aún no han revelado todos los detalles de lo ocurrido tras el arresto de Gray. Una grabación en vídeo sí mostró cómo los agentes le arrastraban esposado hasta la furgoneta policial. En su traslado los agentes hicieron tres paradas, más una que solo fue revelada esta semana. Según la fiscal, los agentes cometieron la negligencia de no abrocharle el cinturón de seguridad una vez en el vehículo y también le negaron atención médica en las dos ocasiones que lo requirió. Cuando Gray salió de la furgoneta ya no respiraba. La autopsia concluye que murió por una lesión en la columna vertebral.

Mosby, de 35 años, hija y nieta de policías, se convirtió a comienzos de año en la fiscal más joven de todo el país. Este viernes ha aprovechado su comparecencia ante los medios para decir a los jóvenes de la ciudad que “buscará la justicia” en su nombre. “Vuestro momento es ahora”, declaró, repitiendo una de las consignas de las manifestaciones celebradas en todo el país desde la muerte de Michael Brown en Ferguson hasta la de Darren Wilson en Carolina del Sur o la de Gray en Baltimore.

“Os he escuchado decir que sin justicia no habrá paz”, declaró la fiscal ante los medios y dirigiéndose a los manifestantes, “ahora os pido paz para que yo pueda obtener justicia”. Mosby afirmó además que “este es vuestro momento”, en referencia a las reivindicaciones de los ciudadanos de Baltimore contra la violencia policial.

Más información