Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reactivación del Calbuco obliga a una nueva evacuación en Chile

Unas 2000 personas deben ser trasladadas por la posible inundación de zonas pobladas

Vista del volcán Calbuco este viernes, 24 de abril de 2015.
Vista del volcán Calbuco este viernes, 24 de abril de 2015. AFP

Cuarenta y ocho horas después de la primera de las erupciones del Calbuco, a unos 1.000 kilómetros al sur de Santiago de Chile, las autoridades han debido iniciar una nueva evacuación preventiva debido a que flujos de sedimento y agua se desplazan desde la ladera del volcán hacia el río Correntoso con el inminente riesgo de inundaciones de zonas pobladas. Unas 2.000 personas que viven en las localidades chilenas de Chamiza, Correntoso y Lago Chapo, en la región de Los Lagos, han iniciado la salida de sus viviendas, de acuerdo a la información entregada por la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI).

Los afectados serán trasladados hacia albergues de la ciudad de Puerto Montt y entre ellos se encuentran algunas de las 4.000 personas que habían sido evacuadas el miércoles y a quienes se les había permitido regresar a sus casas por algunas horas para revisar los domicilios y a sus animales.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), en su último informe, ha señalado que el volcán Calbuco desde la noche del jueves se encuentra en una fase inestable y que podría arrojar lava en las próximas horas, por lo que recomienda a las autoridades que se mantenga deshabitado un radio de unos 20 kilómetros. Este viernes la columna de material particulado es de unos dos kilómetros de altura.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, luego de la reactivación del volcán ha decidido trasladarse a la región de Los Lagos con el objetivo de analizar nuevas medidas en la zona de emergencia. "Le pedimos a todas las personas no sólo respetar los 20 kilómetros en torno al volcán por el riesgo que existe, sino que además los cauces de los ríos, ya que el aumento del caudal puede generar situaciones muy complejas”, ha indicado el ministro. Peñailillo también ha indicado que el nivel de alerta volcánica se mantiene en nivel rojo, que significa que el proceso eruptivo en curso implica una “alta amenaza para la población”.