Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduro ofrece a Obama un diálogo condicionado

El presidente venezolano exige a EE UU que desmantele su “maquinaria de guerra psicológica, económica, política y militar”

Maduro, en su intervención en la Cumbre de las Américas. reuters-live!

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este sábado en Panamá su disposición a “tender la mano” al estadounidense Barack Obama para intentar reconducir las maltrechas relaciones entre Caracas y Washington.

“Estoy dispuesto a hablar con el presidente Obama con respeto y sinceridad cuando él quiera”, sostuvo Maduro con los demás presidentes latinoamericanos de testigo, durante la Cumbre de las Américas.

Maduro aseguró ante los presidentes que ha enviado mensajes "públicos y privados" al presidente de EE UU

Obama no estaba presente en la sala cuando Maduro realizó su oferta. Pero le debió llegar el mensaje puesto que, no mucho más tarde, ambos charlaron de forma informal.

Según destacó la Casa Blanca, no fue más que una “conversación breve”, de unos “pocos minutos”, en los “márgenes” de la sesión plenaria en momentos en que Obama ya se disponía a abandonar la Cumbre, tras mantener una reunión clave con el presidente cubano Raúl Castro y otra también con la brasileña Dilma Rousseff.

No se ha precisado quién se acercó a quién. Pero Obama aprovechó la ocasión para reiterarle a Maduro lo que ha dicho públicamente su Gobierno desde que hace un mes emitió por decreto sanciones contra siete funcionarios venezolanos que, por su agresivo lenguaje burocrático, declarando a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria”, ha puesto en pie de guerra a Caracas y a la región. Y que también le dijo esta misma semana a Maduro en persona en Caracas el Consejero del Departamento de Estado Thomas Shannon, enviado expresamente a Caracas antes de la cumbre panameña para desactivar la bomba de relojería que se temía podía constituir esta cuestión en una cumbre hemisférica donde se quería que la historia fuera la reconciliación Cuba-EE UU tras más de medio siglo de enfrentamientos.

El mensaje de Obama a Maduro fue que “EE UU no tiene interés en amenazar a Venezuela sino en apoyar la democracia, la estabilidad y prosperidad en Venezuela y la región”, dijo una portavoz de la Casa Blanca tras el encuentro.

La cancillería venezolana se limitó a decir en un comunicado que el encuentro se produjo en un ambiente de “respeto y cordialidad”. No reveló si, como había anunciado Maduro al llegar a Panamá, le entregó a su par estadounidense los diez millones de firmas que ha recolectado pidiendo la derogación del decreto que ha tensado más aún las relaciones bilaterales.

Previamente, durante su discurso en el pleno de la cumbre, Maduro había subrayado que el diálogo que propone con Washington es condicionado. Concretamente, el presidente venezolano puso varios requisitos sobre la base de que EE UU debe reconocer la “soberanía e independencia” de Venezuela. Ello implica, subrayó, derogar el “desproporcionado e irracional” decreto que declaró a Caracas como una “amenaza” a los intereses de Washington y también desmontar la “maquinaria de guerra psicológica, económica, política y militar” que afirma EE UU dirige desde su embajada en la capital venezolana.

Maduro aseguró que desde que asumió la presidencia de Venezuela en 2013, le ha enviado reiterados mensajes “públicos y privados” al presidente Barack Obama para buscar una forma de reconducir las relaciones bilaterales ahora más tensas que en mucho tiempo por las sanciones estadounidenses. Obama “nunca ha contestado”, lamentó ante los mandatarios. En Panamá, tuvo la respuesta que reclamaba

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información