Los líderes de Ucrania abren la lucha por el control de Estado

El presidente Poroshenko destituye a un gobernador oligarca que le retó

Un policía le pone unas esposas al jefe de los Servicios de Emergencias de Ucrania, Serguéi Bochkovski, este miércoles.
Un policía le pone unas esposas al jefe de los Servicios de Emergencias de Ucrania, Serguéi Bochkovski, este miércoles.ANDREW KRAVCHENKO (EFE)

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, cesó al gobernador de la provincia de Dniepropetrovsk, Igor Kolomoiski, en la noche del miércoles al jueves y se impuso así al díscolo oligarca que se resistía a perder su influencia en el sector energético dependiente del Estado.

Kolomoiski, de 52 años, es un ingeniero metalúrgico de formación que se convirtió en uno de los hombres más ricos de Ucrania gracias a sus activos en el sector industrial, petrolero y financiero. En marzo de 2014, en plena crisis tras la huida del presidente Víctor Yanukóvich, fue nombrado gobernador de Dniepropetrovsk por Alexandr Turchínov, entonces jefe del Estado en funciones. Kolomoiski incrementó así su protagonismo público, entre otras cosas por financiar y armar varios batallones regionales que luchan contra los insurgentes del este de Ucrania.

Más información
La misión del Kremlin para elegir a su hombre en Crimea
Putin dice que estaba dispuesto a usar la fuerza nuclear en Crimea
Teléfono Rojo: muy malas noticias

Sobre el telón de fondo bélico, Kolomoiski intentó también afianzar sus intereses económicos a costa de otros oligarcas rivales como Rinat Ajmétov, considerado la primera fortuna del país hasta hace poco. Las iniciativas, declaraciones y actividades del gobernador-oligarca fueron percibidas en Kiev como un desafío a la autoridad del Estado personificada por Poroshenko. Formalmente, el cese de Kolomoiski, fechado el 24 de marzo, ha sido presentado como una petición de éste. Un vídeo difundido por la presidencia de Ucrania muestra a Poroshenko y Kolomoiski reunidos en una sesión durante la cual el primero agradece los servicios del segundo y firma el edicto de cese.

“Debemos asegurar la paz, la estabilidad y la tranquilidad de los ciudadanos. La región de Dniepropetrovsk debe seguir siendo un bastión de Ucrania en el este”, dijo Poroshenko. Como gobernador en funciones ha sido nombrado Valentín Reznichenko, hasta ahora gobernador de Zaporozhie.

Kolomoiski acudió con hombres armados a una empresa estatal
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El conflicto entre el presidente y el gobernador se agravó cuando éste se opuso a una decisión de la Rada Suprema (Parlamento), que el 19 de marzo decidió modificar la ley de sociedades anónimas para rebajar el nivel de quórum requerido para las decisiones en las empresas controladas por el Estado. La medida afecta a la empresa Ukrneft, donde el grupo financiero PrivatBank (controlado por Kolomoiski) tiene el 42%. Antes de la modificación legal, este porcentaje permitía al grupo del gobernador bloquear la celebración de asambleas de accionistas, la sustitución del equipo directivo y el pago de dividendos. El mismo día en que se aprobó la enmienda, fue cesado el jefe de la empresa Ukratransneft (transporte de combustibles, también de mayoría estatal), Aleksandr Lazorko, un hombre afiliado a Kolomoiski, y por la noche, el gobernador acompañado de un grupo de gente armada acudió a las oficinas de esta compañía. Allí, Kolomoiski abroncó con insultos y obscenidades a los periodistas que habían tomado posiciones en las inmediaciones de la entidad. Poroshenko amonestó después al gobernador por faltar a la ética y el batallón Dnepr-1 se distanció de la acción armada en la que en un principio aseguraba haber participado.

El magnate financia batallones que combaten a los prorrusos en el Este

Poroshenko ha dicho que no permitirá que los gobernadores tengan “ejércitos privados” y el Servicio de Seguridad de Ucrania ha anunciado una inspección de los altos funcionarios de la administración en relación con grupos financieros dedicados al contrabando con los territorios secesionistas y relacionados con el secuestro de gente y con el asesinato de un funcionario de la entidad. Las instituciones del Estado han retirado sus fondos de las oficinas del PrivatBank.

Aunque está por ver si este es el último episodio de esta pugna, los analistas políticos señalan que en esta fase el oligarca-gobernador ha salido derrotado por carecer de aliados de peso.

Por otra parte, el jefe del Servicio de Situaciones de Emergencia de Ucrania, Serguei Bochkovski, y su segundo, Vasili Stoetski, fueron detenidos este miércoles en directo ante la televisión en la sala de sesiones del Gobierno en Kiev. Los funcionarios son sospechosos de corrupción por haber comprado combustible a través de firmas privadas a precios hinchados y vía paraísos fiscales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pilar Bonet

Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS