Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa da un nuevo ultimátum a Grecia para detallar sus reformas

Tsipras se compromete a presentar una nueva lista en los próximos días para tratar de desbloquear las ayuda financiera a Atenas

Una sensación de déjà vu. La minicumbre sobre Grecia ha terminado al filo de las dos y media de la madrugada del viernes, tras más de tres horas de reunión, sin un solo avance: Europa y Grecia siguen exactamente donde estaban el 20 de febrero. Nada ha cambiado. Ni siquiera esa costumbre tan europea por los ultimátums: Atenas tiene apenas unos días para anunciar reformas, esta vez sí, si quiere dinero europeo. “Grecia tiene que acelerar y presentar en los próximos días una detallada lista de reformas. Una vez lo haga, se hará una evaluación lo antes posible” para proceder al desembolso de nuevos fondos si el examen es favorable, ha dicho la canciller alemana, Angela Merkel, que ha advertido que la situación financiera en Atenas “no es nada fácil”. Grecia ya presentó una lista de reformas el pasado 23 de febrero. Ahora le toca dar a conocer los detalles en un plazo de apenas una semana.

“Corresponde a Grecia decir qué reformas va a hacer, y al Eurogrupo evaluarlas posteriormente”, ha subrayado el presidente francés, François Hollande. París y Berlín, junto con el presidente del Eurogrupo, Jeoren Dijsselbloem, el del Consejo, Donald Tusk, y el jefe del BCE, Mario Draghi, han acordado con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, un escueto comunicado en el que se remiten al acuerdo del 20 de febrero, que exige reformas a Grecia antes del examen de finales de abril.

Tsipras confiaba en esa minicumbre para que Europa tuviera algún gesto con Grecia. Pero se ha encontrado hostilidad y un claro aviso: debe hacer sus deberes antes de esperar nada a cambio. La economía griega se ha parado, el paro vuelve a crecer, la huida de capitales se ha acelerado en los últimos días y Atenas encara una complicada agenda de vencimientos de deuda, con sus ingresos públicos a la baja. El mensaje de Tsipras también ha sido calcado al de sus últimas visitas a Bruselas: “Soy más optimista después de las negociaciones de hoy; ambas partes están haciendo esfuerzos para superar las dificultades de Grecia”, ha dicho en una escueta declaración.

Grecia, en fin, tiene que acelerar. Si lo hace, la Comisión Europea tratará de avanzar en una doble vía: por un lado, la Comisión acelerará a su vez dentro de la troika (junto al BCE y el FMI) la evaluación de esas reformas necesaria para desbloquear el dinero; por otro, Bruselas prepara un paquete de fondos estructurales, cuyo importe dará a conocer previsiblemente hoy viernes, para aliviar la crisis humanitaria y permitir políticas favorables al crecimiento y la creación de empleo, han explicado fuentes del brazo Ejecutivo de la Unión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >