Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta reforma el Gabinete para afrontar el fin de mandato

La remodelación llega una semana después de las manifestaciones de homenaje a Nisman

Cristina Fernández en febrero de este año.
Cristina Fernández en febrero de este año. AP

La presidenta de Argentina, la peronista Cristina Fernández, ha removido a altos funcionarios de su Gobierno por segunda vez en tres meses. Lo ha hecho tras el impacto negativo que ha provocado en su gestión la misteriosa muerte, el pasado enero, del fiscal Alberto Nisman cuatro días después de haberla denunciado por supuesto encubrimiento de los presuntos terroristas del caso AMIA. La remodelación llega una semana después de las manifestaciones masivas en homenaje a Nisman.

La renovación también responde a las elecciones presidenciales de este año y a una apuesta por lo más puro del kirchnerismo. La jefa de Estado reemplazó al jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, por quien hasta ahora era secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, uno de los siete candidatos presidenciales kirchneristas que se enfrentarán en las primarias de agosto. El antes senador Aníbal Fernández había sido designado en diciembre pasado como secretario general, cargo que ocupará el diputado Eduardo de Pedro, uno de los líderes del colectivo juvenil kirchnerista La Cámpora, fundado por el hijo de Cristina Fernández, Máximo Kirchner. La presidenta también cambió a su ministro de Salud, Juan Manzur, por Daniel Gollán, del grupo de intelectuales kirchneristas Carta Abierta. Manzur competirá en agosto en las elecciones a gobernador de Tucumán y Capitanich, por la alcaldía de la ciudad de Resistencia.

Aníbal Fernández es un peronista que formó parte del Gobierno de Eduardo Duhalde (2002-2003), pero después rompió con él y se alineó con el kirchnerismo. Fue jefe de Gabinete de Cristina Fernández entre 2009 y 2011. En una encuesta de la consultora Fara, aparece con el 1,6% de la intención de voto de los argentinos, detrás de tres de sus rivales para las primarias: el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli (el menos kirchnerista de los siete candidatos y también el favorito con el 20%), el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo (4,5%) y el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri (1,8%). La duda es si el nuevo cargo ayudará a Aníbal Fernández a posicionarse como el mejor rival del kirchnerismo duro contra Scioli.