Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de México se defiende de las críticas por la matanza de Tlatlaya

Peña Nieto respalda a las Fuerzas Armadas en la celebración anual de los militares

Salvador Cienfuegos, ministro de Defensa, saluda a Peña Nieto.
Salvador Cienfuegos, ministro de Defensa, saluda a Peña Nieto.

El Ejército de México se ha defendido de los señalamientos sobre la matanza de Tlatlaya, ocurrida en junio del año pasado y donde militares mataron a 22 supuestos narcotraficantes. El secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, ha hecho referencia a las acusaciones que han caído sobre las Fuerzas Armadas desde que se conoció que los civiles no se habían enfrentado a los militares, sino que éstos les capturaron y les mataron a quemarropa.

Sin mencionar directamente el caso, Cienfuegos minimizó los señalamientos contra el Ejército en su discurso por la celebración anual de las Fuerzas Armadas. “En ocasiones se nos ha señalado sin agotar los cauces legales o sin pruebas serias para tratar de desprestigiarnos y, con ello, dañar la confianza en nosotros depositada”, mencionó. Organizaciones de derechos humanos han pedido que se investigue lo que sucedió en junio de 2014, mientras la justicia castrense ha detenido a ocho militares implicados en el caso y los ha acusado de infracciones al deber y desobediencia.

Cienfuegos ha asegurado que las Fuerzas Armadas han actuado con legalidad, transparencia y con respeto a los derechos humanos. “Quiero ser enfático, nos queda claro que es obligación, que es exigencia de todos, sin excepción, respetar la ley, los preceptos jurídicos y las decisiones jurisdiccionales. Por ello, siempre seremos nosotros los más interesados en que cualquier incidente que involucre la participación de personal militar, sea investigado a fondo y se esclarezca plenamente”. Hasta ahora no se conocen los resultados de la investigación, ni si el tribunal castrense ha impuesto algún castigo a los militares.

El presidente, Enrique Peña Nieto, ha escuchado las palabras de Cienfuegos y también ha defendido el papel de las Fuerza Armadas en el combate a las organizaciones criminales. “Nuestras Fuerzas Armadas han pasado lista de presentes en la lucha contra el crimen organizado. No han dudado en contribuir al mantenimiento de la paz y la seguridad interior en favor de las familias y comunidades de distintas regiones del país”, dijo. Además, agradeció al Ejército su labor en tareas de protección a la sociedad civil, condecoró a algunos de los militares y compartió un almuerzo con ellos.

Además de los señalamientos sobre la matanza de Tlatlaya, el Ejército de México ha sido acusado por los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa de ocultar información sobre la desaparición de los jóvenes. El Gobierno mexicano ha negado que la Fuerza Armadas participaran o tuvieran información sobre el caso ocurrido en Iguala (Estado de Guerrero) en septiembre de 2014. Las acusaciones han sido descartadas incluso por la Iglesia Católica, a través del cardenal Alberto Suárez Inda —nombrado por el papa Francisco el sábado pasado— que mencionó que los padres de los estudiantes podrían estar manipulados para acusar a los militares. “Percibo que hay una cierta manipulación y una cierta tendencia política, de intereses que se aprovechan del dolor de los padres de familia para provocar insurrecciones", dijo.

Más información