Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania hará obligatorio el uso del condón en los prostíbulos

La nueva ley sobre trabajo sexual rebaja de 21 a 18 años la edad para ejercer

Dos mujeres en un bar de alterne, en Berlín, en mayo de 2009. Ampliar foto
Dos mujeres en un bar de alterne, en Berlín, en mayo de 2009. ap

El Gobierno federal alemán ha acordado una medida para hacer “más digna” la vida de las prostitutas: exigir el uso de preservativos en el comercio sexual. La medida es la conclusión de una encendida discusión en el seno del Ejecutivo para aprobar una nueva ley destinada a regular el complicado mundo de la prostitución en Alemania, un negocio que mueve unos 15.000 millones de euros al año.

El debate duró varios meses, y la conclusión llegó después de una maratoniana ronda que culminó en la madrugada del miércoles en Berlín, cuando los responsables de los tres partidos que integran la coalición de Gobierno (La CDU, la CSU de Baviera y el SPD) se dieron la mano, satisfechos de poder enviar al Parlamento la nueva ley.

La medida no está exenta de problemas, ya que los legisladores aún no tienen claro cómo pueden vigilar el cumplimiento estricto de la ley en la intimidad de un dormitorio. Los legisladores también acordaron no exigir un mínimo de 21 años para ejercer el trabajo sexual “para no discriminar a las más jóvenes”. Podrán hacerlo a los 18.

La prostitución está regulada en Alemania por una ley aprobada en 2002, que reconoció a “las trabajadoras del sexo” derechos laborales y cobertura social como prestadoras de un servicio, pero también les obligó a pagar impuestos, a ellas y los locales donde ejercen.

Cuando asumió el nuevo Gobierno, en diciembre de 2013, la coalición se propuso revisar la vieja ley para proteger a las prostitutas de la violencia, la explotación y de las enfermedades.

“Por primera vez habrá en el país una clara reglamentación para la prostitución legal en Alemania que servirá para proteger a las mujeres”, dijo la ministra de la Familia, Manuela Schwesig (SPD). La ley señala que para abrir un prostíbulo será necesario tener una autorización legal que obligará a los propietarios a aceptar las visitas de inspección para controlar el negocio.

Las meretrices deberán pasar una asesoría médica al año

La ley también exigirá un registro obligatorio de las prostitutas, una medida que pretende eliminar el anonimato en el negocio y, por lo tanto, la consabida explotación de las mujeres por los proxenetas. Otro punto de discordia era la exigencia, de parte de la democracia cristiana, de someter a las prostitutas a una revisión médica obligatoria.

El acuerdo alcanzado este miércoles introduce la figura de una “asesoría médica” que se llevara a cabo una vez al año, pero las menores de 21 años tendrán que someterse a ella cada seis meses. La medida deja en manos de las prostitutas de más de 21 años la decisión de dejarse “aconsejar” o someterse a un examen médico. Para impedir la explotación de las prostitutas, el Gobierno acordó prohibir con todo el rigor de la ley la llamada “tarifa plana de sexo”, una medida que se había vuelto muy popular y que hacia posible que un cliente disfrutara, por el pago de una tarifa reducida, de los servicios de un prostíbulo todas las veces que quisiera en una velada.

Más información