Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB de Rusia cae por vez primera desde el año 2009

Las sanciones y la caída de precio del crudo reducen un 0,5% la riqueza

El presidente ruso, Vladimir Putin, en el Kremlin.
El presidente ruso, Vladimir Putin, en el Kremlin. AFP

Los pronósticos optimistas de los altos funcionarios del Gobierno ruso que auguraban una mayor recuperación del rublo se desplomaron ayer cuando el Ministerio de Economía informaba de que el producto interior bruto había caído un 0,5%. Se trata de la primera contracción del PIB desde otoño del año 2009.

Los expertos coinciden en interpretar la disminución del PIB como el resultado de la bajada del precio del petróleo —principal fuente de divisas del país— y las sanciones impuestas por Occidente a Rusia en castigo por su actuación en Ucrania, particularmente por la anexión de Crimea y el apoyo a los separatistas rusoparlantes.

También son muchos los que consideran que la contracción de la economía rusa continuará ya que, debido a la negativa de la OPEC a disminuir la extracción de crudo, es improbable que los precios se recuperen. Las sanciones, unidas al emporamiento de la situación económica, han impulsado la fuga de capitales: se calcula que este año han salido del país cerca de 100.000 millones de euros.

Las compañías rusas están encontrando serias dificultades para obtener créditos en el extranjero a causa de las sanciones. El Gobierno ruso está tratando, por su parte, de suavizar el problema; así, el primer ministro, Dmitri Medvédev, anunció ayer la inyección de miles de millones de rublos a los bancos, pero esta se hará de manera selectiva a los que estén dispuestos a financiar a las empresas locales para impulsar la producción.

Mientras, el presidente Vladímir Putin promulgó la ley que dobla la garantía estatal a los depósitos bancarios de las personas físicas. El Parlamento había aprobado el documento como una de las medidas para frenar el pánico de la poblabión ante el desplome del rublo. Antes de la crisis, la garantía era de 700.000 rublos y ahora asciende a 1.400.000 (unos 20.043 euros; en febrero, antes de la crisis ucrania, los 700.000 rublos equivalían a unos 15.600 euros). Sin embargo, la moneda nacional, que se había reforzado la semana pasada, perdió ayer más del 6% de su valor frente al dólar, echando por tierra las optimistas declaraciones del Ministerio de Finanzas y del Banco Central, que habían pronosticado una estabilización del rublo.

Los especialistas prevén una mayor contracción de la economía ruso en el futuro próximo; si los más optimistas consideran que en 2015 el PIB se reducirá en un 1%, el exministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, y otros expertos piensan que el descenso podría ser de un 4% con una inflación del 10% o superior, y que la recesión podría durar varios años.