Muere estrangulada una turista italiana el día de Navidad en Brasil

La policía del estado de Ceará descarta el robo como móvil Se busca a un ciudadano extranjero como posible autor del homicidio

Tres días después del asesinato de la turista italiana Gaia Molinari, hallada muerta el día de Navidad en Jijoca de Jericoacoara (a 287 kilómetros de Fortaleza), la policía civil del estado de Ceará sólo descarta el robo como móvil del estrangulamiento. Dos sospechosos, detenidos el viernes, han sido liberados por falta de indicios, y los agentes buscan ahora un ciudadano extranjero (según el Diario de Nordeste) como autor del homicidio.

El cadáver de la joven, de 29 años, fue encontrado al mediodía del jueves 25 por una pareja de turistas en una zona boscosa de Serrote, cerca de la playa de Jericoacoara, un área de preservación ambiental sin acceso para vehículos de motor muy visitada en este balneario tropical.

Gaia Molinari, natural de Piacenza y residente en París, llevaba varios meses trabajando en un albergue de São Paulo (donde además daba clases de inglés a niños de familias sin recursos) y había llegado a Fortaleza el 16 de diciembre. Se había alojado en un hostal a cambio de colaborar en la recepción y la cocina, como era su costumbre cuando viajaba, según han relatado personas allegadas a la víctima en Brasil e Italia.

No hay indicios aparentes de violencia sexual

En Fortaleza conoció a una brasileña residente en Río de Janeiro, Mírian Franca, con la que viajó a Jericoacoara el 21 de diciembre y cuyo testimonio estaría siendo de gran ayuda para la policía. Según ha trascendido estos días, ambas pretendían permanecer en el balneario hasta la víspera de Navidad y continuar viaje, pero Molinari decidió quedarse unos días más y se despidió el miércoles de su compañera, que continuó su viaje y fue localizada por la Policía tras el macabro descubrimiento.

La policía mantiene abiertas todas las líneas de investigación. Según la vicecomisaria Patricia Bezerra, no hay indicios aparentes de violencia sexual, pero se está a la espera de los resultados oficiales de la autopsia (que ya ha confirmado la muerte por asfixia). El cadáver no presentaba rigor mortis, lo que permite suponer que no pasaron muchas horas entre el momento del fallecimiento y el hallazgo del cadáver.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Paola Bonelli, propietaria del hostal de Jericoacoara donde se alojaban Molinari y Franca, relató al diario O Povo que era “una persona maravillosa, extremadamente amigable y sociable, del tipo que no distingue entre las buenas y malas personas”. “Estamos todos conmocionados”, dijo Bonelli en referencia a una comunidad con fuerte impronta italiana y acostumbrada a recibir multitudes de turistas del país de los Apeninos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50