La ruta del Mediterráneo es “la más mortal” para los refugiados

Al menos 3.419 inmigrantes han muerto en este mar en 2014, según ACNUR

Inmigrantes de origen subsahariano en Melilla.
Inmigrantes de origen subsahariano en Melilla.FERNANDO GUTIERREZ (EFE)

Al menos 3.419 inmigrantes han perdido la vida al intentar cruzar el Mediterráneo en lo que va de año, lo que convierte esa travesía en "la más mortal del mundo", un récord anunciado por la agencia de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR). Además, cifra en 4.272 los fallecidos en todo el mundo, de un total de 348.000 personas que han arriesgado sus vidas en todos los mares y océanos con el objetivo de migrar o buscar asilo en otros países.

Desde principios de año más de 207.000 personas han intentado atravesar el Mediterráneo, una cifra que casi triplica el récord precedente de 2011, en el que 70.000 inmigrantes intentaron huir de su país durante la primavera árabe. "Esas cifras constituyen una nueva etapa a la que estamos asistiendo este año: nos enfrentamos a un arco de conflictos, y Europa se ve ha visto directamente afectada", ha declarado Adrian Edwards, portavoz de ACNUR.

Más información
La ONU lanza un plan de ayuda para atender a más de 500.000 iraquíes
La cifra de desplazados alcanza el nivel máximo desde la II Guerra Mundial
“No es un problema humanitario sino político”

Estos resultados se han expuesto en el primer día de una reunión internacional convocada en Ginebra por ACNUR para tratar sobre la manera en que los países deberían responder al creciente número de personas que realizan arriesgados viajes para llegar a lugares que consideran seguros.

El alto comisionado para los refugiados, Antonio Guterres, ha criticado la gestión migratoria de los Estados europeos y ha lamentado que esa respuesta sea cada vez más "mantener afuera a los extranjeros, en lugar de apoyar el asilo". "Esto es un error y una mala reacción en una era en la cual un número récord de personas están huyendo de guerras", ha comentado. 

Con conflictos en el sur (Libia), este (Ucrania) y sureste (Siria e Irak), Europa soporta en estos momentos el mayor número de llegadas por mar. Cerca del 80% de los intentos de cruce se efectúan a partir de las costas libias, para intentar arribar a Italia o Malta. La mayoría de los inmigrantes que consiguieron llegar a Italia son sirios (60.051), cuyo país vive una guerra civil desde hace más de tres años y medio, y eritreos (34.561) que huyen para escapar de la represión, el servicio militar de por vida y de los trabajos forzosos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Aunque el Mediterráneo es la ruta más peligrosa para los que huyen de la guerra o la miseria, no es la única en el mundo. La ONU calcula que unas 54.000 personas intentaron cruzar el golfo de Bengala, en el sureste asiático, de las cuales 540 perecieron. En el Caribe el número de muertos o desaparecidos se elevaba a 71 a principios de diciembre.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS