Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama y Peña Nieto hablan sobre los desaparecidos de Iguala

Los presidentes abordan el tema durante una conversación telefónica sobre las acciones migratorias del líder estadounidense

Enrique Peña Nieto y Barack Obama en un encuentro el año pasado.
Enrique Peña Nieto y Barack Obama en un encuentro el año pasado. EFE

El motivo de la llamada que este miércoles mantuvieron Barack Obama y Enrique Peña Nieto era discutir las acciones ejecutivas que el presidente estadounidense acaba de decretar para regularizar temporalmente la situación de casi cinco millones de indocumentados, muchos de ellos mexicanos. Pero según fuentes estadounidenses, en la conversación también surgió un tema en el que la Casa Blanca hasta la fecha había mantenido una llamativa discreción: la desaparición de 43 estudiantes de magisterio en Iguala (México), hace justamente dos meses.

Obama “manifestó su profunda condolencia a los familiares y amigos de las víctimas”, dijo a EL PAÍS una fuente oficial bajo condición de anonimato. Los dos presidentes discutieron sobre la “necesidad de seguir trabajando para atender cuestiones que afectan la seguridad” ciudadana de ambos países, añadió.

Para el Gobierno estadounidense este “crimen atroz y bárbaro” debe ser investigado de forma “exhaustiva y transparente” para que los responsables del mismo comparezcan “sin demora” ante la justicia para “ser castigados”, explicó la fuente.

Esta formulación es prácticamente la misma empleada a comienzos de octubre por el Departamento de Estado cuando se refirió a Iguala, pero si efectivamente Obama sacó a relucir el tema, sería la primera vez, al menos oficialmente, que los dos presidentes tratan directamente un caso que ha puesto en jaque al Gobierno de Peña Nieto. Hasta ahora, la Casa Blanca había calificado de “preocupante” la información sobre el caso de Iguala, pero había eludido abordar directamente del tema.

Nos preocupa que la situación en Guerrero sea sintomática de un tema más amplio

Senadores de EE UU

La conversación entre Obama y Peña Nieto se produce en el mismo día en que se conoció una carta que 14 senadores estadounidenses, demócratas y republicanos, enviaron al secretario de Estado, John Kerry, para manifestar su “profunda preocupación” por el caso de Iguala y la situación “endémica” que refleja el caso.“Nos preocupa que la situación en Guerrero sea sintomática de un tema más amplio que ha sido endémico en México los últimos años”, escriben los senadores, encabezados por el demócrata Bob Menéndez. Por ello, los legisladores instan a Kerry a que ofrezca toda la ayuda posible a México, tanto “forense como investigativa”, para ayudar a “localizar” a los estudiantes desaparecidos.

“En momentos en que el presidente Peña Nieto ha realizado grandes esfuerzos para reformar los sectores económico y energético de México, resulta imperativo que la atención se centre también en reforzar la capacidad investigadora y forense de las agencias de la ley mexicanas, así como su capacidad de servir a las víctimas del crimen, la violencia y las violaciones de los derechos humanos”, escribieron los senadores. “Resulta crítico que EE UU ayude en estos esfuerzos para garantizar que se hace justicia con los 43 jóvenes estudiantes, y con las decenas de miles de mexicanos que han desaparecido”, agregaron.

Más información